Francisco viaja a Polonia a la Jornada Mundial de la Juventud

La edición de este año estará dedicada al tema de la misericordia y se celebrará bajo estrictas medidas de seguridad.

El papa Francisco inicia el miércoles su primera visita a Polonia, donde le espera una multitud festiva de jóvenes católicos de todo el mundo, a los que instará a acoger a los refugiados, un tema espinoso que incomoda hasta al episcopado polaco.

Los recientes ataques en Múnich y Niza, y los que sufrieron París y Bruselas previamente, pesarán en la fiesta de los jóvenes católicos, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará bajo estrictas medidas de seguridad.

El pontífice latinoamericano, que pisa por primera vez la tierra de Juan Pablo II, visitará también el santuario mariano de Czestochowa y el campo de exterminio nazi de Auschwitz, «el lugar más terrible del mundo», como lo califica el rabino de Polonia Michael Schudrich.

Allí orará en silencio por los 1,1 millones de personas, entre ellos un millón de judíos, que fueron exterminados por la Alemania nazi y se reunirá con un grupo de sobrevivientes.

También rezará en la celda de San Maximiliano Kolbe, el religioso franciscano que ofreció su vida para salvar a un padre de familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.