Fue sacerdote casi toda su vida y ahora a sus 85 años es estrella porno

Norm Self se unió al clero cuando tenía sólo 18 años y pasó su vida hasta retirarse entregado a los mandatos de la Iglesia.

La vida no acaba hasta que acaba, puede ser una buena forma de sintetizar esta historia. Después de todo, quién se anima a decir que los «viejos» no pueden tener una vida sexual intensa y experimental. Y, lo más importante aún, quién puede atreverse a limitar sueños y esperanzas, incluso si estos no están en sintonía con lo «convencional». A quien le quede el saco…

Norm Self es, sin dudas, un hombre que no le teme a que lo miren por encima del hombro cuando se lo cruzan. Tiene 85 primaveras y desde hace dos años es una sensación como actor porno, luego de una vida dedicada al sacerdocio. Razón por la cual despierta algún malestar, que a él, sin embargo, no lo inquieta. 

Es que Norm fue ministro en su natal Carolina del Norte, uno de los estado más profundamente religiosos de los Estados Unidos. Un hombre dedicado a Dios, nada menos. Se unió al clero cuando tenía sólo 18 años y pasó su vida hasta retirarse entregado a los mandatos de la Iglesia.

«Pensé quién podría ofenderse y quién querría escribirme de mis contactos, pero no me preocupo porque esa es su lucha. Mi problema con la iglesia es que es raro que el sexo sea tratado como una parte alegre de la vida espiritual», contó en una entrevista que forma parte de un documental de Channel 5, OAPS On The Game: The Sex Business.

Self, que estuvo casado durante 28 años hasta que descubrió que era gay. Se identifica como un «íntimo sagrado», un maestro que ayuda a hombres, mujeres y personas de todos los géneros a explorar el poder curativo del placer, y un estudiante y participante de la Body Electric School, que busca integrar la sexualidad y la espiritualidad.

Entonces, para él, aceptar aparecer en las película pornográficas fue simplemente una decisión lógica que tomó como parte de su misión de ver que «las normas negativas para el sexo se eliminen del vocabulario de nuestra sociedad y se reemplacen con el mensaje implícito de que nuestro derecho de nacimiento es disfrutar alegría erótica y dicha», según le contó al HuffPost.

El hombre, que ya ha hecho cuatro películas porno en los últimos dos años, afirma tener una vida sexual más vibrante que la que tenía cuando tenía 40 años. «Mi yo de 85 años es más vibrante que mi yo de 45 años. Es como si mi energía erótica se hubiera apoderado de mí y me habitara», le explicó al Daily Mail.

Norm, a quien no le pagan por sus películas, contó que fue un amigo quien le pidió que se involucrara en la industria del cine para adultos. «Todo comenzó cuando mi pareja me preguntó si querría ir a ver el rodaje de una película. Yo acepté y, de repente, me llamó mucho la atención todo lo que allí ocurría. Me sentí como si estuviera en una fiesta, es una de las cosas que más admiro de hacer porno», aseguró Self.

«Es como venga, vamos a tener relaciones sexuales, ¿por qué hay que esconderse para hacerlo en vez de convertirlas en una experiencia liberadora y de unión con los demás?», agregó.

¿Qué es lo que un joven de 21 años podría aprender sobre el sexo de una persona mayor?, le consultó Noah Michelson, de Huffpost.

«He escuchado de «autoridades» acreditadas que los jóvenes son fisiológicamente más capaces de tener relaciones sexuales más frecuentes. No discutiría eso. Pero por mi experiencia y los testimonios de otros hombres mayores, diría que más no es necesariamente mejor. De hecho, en muchas áreas de la vida, incluido el sexo, envejecer puede aportar todo tipo de sutilezas deliciosas y hacer la vida más rica y plena». contestó.

«Aprende a prestar atención y busca esas sutilezas. Aprende a notar, a disfrutar y a dar gracias por esas cosas más sutiles en la vida que lo hacen más agradable. ¡Y aprende a amar de verdad a cada pareja con la que tienes relaciones sexuales, al menos mientras estás teniendo relaciones sexuales! Y aprenda que hay muchas otras «zonas erógenas» además de sus genitales. Conozca y entrene realmente su mente: ¡ese es su mejor órgano sexual!», cerró el ex cura, hoy estrella porno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.