«Fui al cementerio, puse el oído en el pasto y esperaba que me respondiera»: el dolor de la madre de Úrsula Bahillo

La madre de Úrsula Bahillo habló con Radio 10 y aseguró que está decidida a mantenerse fuerte para lograr justicia.

Patricia Nasuti, madre de Úrsula Bahillo, aseguró este domingo que está decidida a seguir de pie, «firme como un roble», hasta que se condene al femicida que acabó con la vida de su hija de apenas 18 años.

En diálogo con Radio 10, Nasuti contó que se apoya mucho en la fe, que su familia es muy católica, así como también lo era Úrsula y que es la fe la que la «lleva de la mano» para transitar este momento. A pesar de ello, aseguró que «de todas maneras fui al cementerio y una como mamá pone el oído en el pasto donde está ella y espera que te responda, que te mande una señal del cielo».

«¿Cómo se hace con todo esto? esta es una mochila muy pesada, una no tiene consuelo» aseguró la madre de Úrsula y completó: «pero voy a seguir de pie como un roble para llegar a lo que quiero llegar que es el juicio oral y cuando se le dicte la sentencia seguramente a perpetua».

Femicidio en Rojas, provincia de Buenos Aires: un policía de la Bonaerense mató a una chica de 18 años

«Úrsula es una nena muy buscada, la buscamos durante 10 años con tratamientos para traerla al mundo para que fuera feliz, para que sonriera a la vida, para que en los días nublados hiciera salir el sol», contó.

Nasuti aseguró que se siente «muy escuchada por las personas que nos han recibido, por los que han venido a mi casa, por los ministros, por los jueces, por todas esas chicas de las que me llevé miles de abrazos cuando hicimos la marcha».

Y contó además que siente un fuerte apoyo de parte del Papa Francisco de quien dijo sigue todas las novedades del caso desde Roma. Lo único que quiere, señaló, es que Úrsula tenga justicia. «Cuando me la dieron le prometí justicia mientras la abrazaba, mientras le acariciaba las mejillas y le peinaba las cejas», contó.

«La fe es lo que me lleva de la mano» señaló y recordó como una ironía que una de las cosas que más le preocupaban antes de que la asesinaran era que Úrsula andaba en moto. «Siempre que le abría el portón de casa le decía ‘mamá te ama, anda con cuidado, cuidate mucho’, tenía miedo por la motito que se había comprado hacía un año, tenía miedo por los locos que andan en auto para que después viniera otro loco y la apuñalara cobardemente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: