Greenpeace junta firmas para pedir el cierre de los zoológicos en Argentina

Proponen cerrar los zoológicos y re ubicar los animales en santuarios y en reservas.

Greenpeace lanzó una campaña online para recolectar firmas con el fin de pedirle al presidente, Alberto Fernández, el cierre de todos los zoológicos que hay en la Argentina. El pedido ya logró la adhesión de casi 7.000 personas y busca «ponerle fin a la crueldad del zoológico» y «reubicar a todos los animales en santuarios y en su hábitat natural».

En el pedido, la ONG expresa que los zoológicos «a pesar de su supuesta preocupación hacia los animales son más bien ‘colecciones’ de animales interesantes: no son refugios ni hogares». En ese sentido, indican que ni siquiera bajo las mejores condiciones es posible replicar algo similar al verdadero hábitat naturales de las especies.

«A los animales se les impide realizar la mayoría de los comportamientos que para ellos son innatos y vitales como correr, volar, escalar o acompañarse de otros compañeros de especie. Los zoológicos sólo enseñan al público que es aceptable interferir y mantener en cautiverio a los animales, a pesar de su aburrimiento, hacinamiento, soledad y privación de las más elementales maneras naturales de su especie», detalla la petición.

Otro de los puntos que utiliza el petitorio para justificar el pedido de cierre es que la mayoría de los zoológicos son muy pequeños donde «las necesidades naturales que posee cada especie raramente se cumplen». En ese sentido, detallan que, por ejemplo, «a los pájaros se les cortan sus alas ya que no pueden volar dentro de los zoos, los animales acuáticos a menudo carecen de agua suficiente y muchos animales que viven naturalmente en grandes manadas o grupos familiares están solos, o como máximo, de dos en dos».

En ese sentido, detallan que la caza natural y los rituales de apareamiento de los animales son prácticamente eliminados en los zoos, donde tienen pocas oportunidades de estimulación mental o de ejercicio físico. Estas condiciones suelen dar lugar a un comportamiento destructivo y anormal conocido como “zoocósis” o psicosis de zoológico: «signos de estrés y/o disfunción psicológica en cautiverio”.

Finalmente, el pedido refiere: «Las especies en peligro de extinción sólo lograrán salvarse si conservamos sus hábitats y luchamos contra los peligros que las amenazan».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.