Hillary y Trump debatieron enfocados en la economía

Los candidatos presidenciales realizaron el primero de los tres debates acordados antes del comicio. Entre acusaciones cruzadas e interrupciones expusieron sus planes para generar empleo.

Los candidatos presidenciales estadounidenses Hillary Clinton y Donald Trump iniciaron anoche el primero de una serie de tres debates, con un choque abierto al presentar sus propuestas económicas para generar empleos y mejorar la economía.

Desde el inicio de las discusiones, los dos principales candidatos presidenciales se trabaron en un áspero duelo verbal, con sus constantes interrupciones y acusaciones cruzadas, ignorando por completo los esfuerzos del moderador por poner orden.

En la apertura de la discusión, Clinton dijo que la “cuestión central” de esta elección es decidir “qué país queremos ser”, y afirmó que como presidenta se propone “construir una economía que funcione para todos” y que sea más “justa”.

Clinton recordó que hace apenas ocho años el país enfrentaba “su peor crisis financiera” provocada por políticas fiscales que redujeron drásticamente los impuestos a los más ricos y fracasaron en invertir en la clase media.

Por su parte, Trump alertó que Estados Unidos no está haciendo nada para evitar que se pierdan puestos de trabajo y sean llevados a otros países, entre los que mencionó a México y China.

“Tenemos que renegociar nuestros acuerdos comerciales y tenemos que impedir que esos países sigan robándose nuestras compañías y nuestros puestos de trabajo”, dijo, enfatizando que el sistema de intercambio comercial con México es “deficiente” desde su inicio.

Como en el pasado, la mayoría de los negros (13% de la población) debería votar al partido demócrata en 2016 y la mayoría de los protestantes evangélicos blancos (19%) votaría al republicano.

Trump y Clinton intercambiaron golpes sobre el uso de la aspirante demócrata de un servidor personal de emails cuando fue secretaria de Estado y la negativa del millonario a divulgar su declaración de impuestos.

“Divulgaré mis declaraciones de impuestos contra los deseos de mi abogado cuando ella divulgue sus 33.000 correos electrónicos que fueron borrados”, dijo Trump.

“No creo que él vaya a divulgar sus declaraciones de impuestos, porque hay algo que esconde”, respondió Clinton.

La demócrata Clinton, de 68 años, y el republicano Trump, de 70, son los aspirantes con el mayor índice de rechazo registrado hasta el presente entre candidatos presidenciales de los dos partidos principales, y además luchan cabeza a cabeza en los sondeos.

Dos encuestas divulgadas en la jornada mostraron a Clinton con una ventaja inferior al margen de error.

El sondeo de la Universidad Quinnipiac otorgó a Clinton 44% de apoyo y a Trump con 43%, un resultado “demasiado ajustado” que constituye un “empate virtual”, según los responsables de la encuesta.

eeuu-3

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.