Horror en la calle: viajaba en moto sin casco con su hijita, perdió el control, derrapó y salieron volando

El accidente ocurrió el pasado jueves por la mañana en la localidad de Cafayate, provincia de Salta. La conductora de moto y la menor de edad se encuentran fuera de peligro.

Una de las mayores imprudencias en cuanto a la inseguridad vial es el caso de los motociclistas que conducen sin casco. Y esto fue lo que sucedió el pasado jueves por la mañana en la calle Alvarado al 600 en la localidad de Cafayate, donde una joven perdió el control de su moto y terminó derrapando. Arriba de la motocicleta también viajaba de acompañante una nena de entre 2 y 3 años, quien tampoco llevaba el casco reglamentario.

La conductora de moto sufrió lesiones y tuvo que ser trasladada en ambulancia a un hospital de la zona. Afortunadamente, se encuentra fuera de peligro al igual que la menor de edad, que resultó ilesa a pesar de la caída.

Cuando llegaron al lugar del siniestro vial, los efectivos policiales pudieron constatar que las damnificadas viajaban sin el casco reglamentario. Por el momento, no se supo el motivo que llevó a la conductora a perder el control de la moto y derrapar.

Un informe del Anuario Estadístico publicado por la Dirección Nacional de Observatorio Vial indica que en el año 2019 en Argentina 4 de cada 10 personas que pierden la vida en accidentes viales son motociclistas.

Horror en la calle: viajaba en moto sin casco con su hijita, perdió el control, derrapó y salieron volando

Además, el uso de casco disminuye el riesgo y la gravedad de los traumatismos alrededor de un 72% y las probabilidades de muerte en un 39%, pero según un estudio del Ministerio de Transporte indica que tan solo el 64,2% de motos que circulan lo hacen con todos sus ocupantes protegidos mediante el uso de casco.

La posición del ocupante del vehículo también influye, ya que el 68,7% de los conductores utilizan el casco pero desciende al 42% en el primer acompañante después del conductor y al 20,9% en el resto de pasajeros. La OMS indica que “los gobiernos deben adoptar medidas para abordar la seguridad vial de manera holística. Esto requiere la participación de múltiples sectores, tales como los de transporte, policía, salud y educación, y medidas dirigidas a mejorar la seguridad de las carreteras, los vehículos y los usuarios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.