Huracán: María avanzaba ya sobre el arrasado Caribe

Con vientos sostenidos de 215 km/h, se dirige hacia Dominica. Es considerado “extremadamente peligroso”.

Las Antillas Menores, devastadas por Irma, se preparaban este lunes para la inminente llegada de un nuevo huracán, María, que sigue ganando fuerza y fue considerado como “extremadamente peligroso”.

María pasó a categoría 4, en una escala de 5, lo que lo convierte en un huracán “extremadamente peligroso”, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos. “Se espera que el ojo y el intenso núcleo (de la tormenta) pasen cerca de Dominica en las próximas horas”, advirtió el NHC, con sede en Miami.

Con vientos máximos sostenidos de 215 km/h, María se intensificó rápidamente y se encuentra a 70 km al este de Dominica y 55 Km al noreste de la isla francesa de Martinica, según el boletín del NHC de las 18 argentina.

Martinica pasó ayer a alerta “violeta”, el máximo nivel, que conlleva el confinamiento de la población.

“Tengo velas, lámparas y de qué comer. Tengo verduras en conserva y gas. Si no hay más electricidad, aguantaré. Las ventanas están cerradas, todo está tapiado”, explica Anne-Marie, de 84 años, una habitante de Rivière-Salée, en el sur de Martinica, preparada para la llegada del ciclón.

Las autoridades francesas ordenaron la evacuación inmediata de las zonas de riesgo de Guadalupe, otra isla francesa en la región.

Luego María azotará “el extremo noreste del Mar Caribe hoy y se acercará a Puerto Rico y las Islas Vírgenes esta noche y mañana”, añadió el NHC en su comunicado.

Este organismo emitió advertencias de huracán para las islas de Dominica, San Cristóbal y Nieves, Montserrat, Martinica, Puerto Rico (particularmente en sus islas Vieques y Culebra) y las Islas Vírgenes estadounidenses y británicas.

También emitió avisos de huracán para Saba, San Eustaquio, San Martín, San Bartolomeo y Anguila.

Francia, Reino Unido y Holanda están en el corazón de polémicas sobre los medios implementados tras el pasaje de Irma. Sus gobiernos fueron responsabilizados de haber tardado en enviar asistencia y refuerzos policiales a sus islas, sumidas en el caos y a menudo libradas al saqueo tras el paso del huracán.

A la isla de San Martín, divida en dos zonas -una francesa y otra holandesa- la Cruz Roja transportó 11 toneladas de ayuda procedente de Holanda el domingo, incluyendo materiales para reparar tejados.

En las islas holandesas vecinas de Saba y San Eustaquio, la Cruz Roja desplegó carpas para acoger a la gente a la que Irma había dejado en la calle.

Además, la marina holandesa tuiteó que algunas tropas iban rumbo a las dos islas para garantizar la seguridad de la zona, después de los saqueos registrados en San Martín tras el paso de Irma.

Por su parte, el ministro del Interior francés, Gérard Collomb, anunció el envío de unos “110 militares de la protección civil”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.