Intentó Norcorea lanzar otro misil y EEUU ahora busca una “solución pacífica”

Los coreanos fracasaron en una nueva prueba. Trump busca consensuar con China para evitar un conflicto.

Estados Unidos fustigó ayer la última prueba fallida de un misil de Corea del Norte e insistió en que trabaja con China para “resolver pacíficamente” una conducta del Pyongyang que se acerca a niveles críticos.

El lanzamiento se realizó horas antes de que el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, llegara a Seúl, donde reiteró la determinación de su país a defender la alianza con Corea del Sur.

“Existe un consenso internacional, incluyendo a los chinos y los dirigentes chinos, sobre que la situación no puede continuar”, declaró el Consejero de Seguridad Nacional estadounidense, el general H.R. McMaster, durante una entrevista después de que Pyongyang intentara aparentemente sin éxito lanzar un nuevo misil.

El consenso es “que este problema está alcanzando un punto crítico. Así que llegó el momento de que emprendamos todas la acciones posibles, antes de una opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente”, afirmó McMaster a la cadena estadounidense ABC.

Hablando desde Afganistán, el responsable insistió en las coincidencias entre Washington y Pekín, luego de que el mismo presidente estadounidense Donald Trump subrayara este fin de semana en Twitter la importancia de la cooperación con China en el problema con Corea del Norte.

Tras haber criticado a Pekín por su política monetaria durante su campaña electoral, Trump tuiteó ayer: “¿Porqué llamaría a China manipulador de moneda cuando ellos están trabajando con nosotros con el problema de Corea del Norte? ¡Veremos qué pasa!”.

Corea del Norte intentó sin éxito lanzar un nuevo misil, informó ayer Seúl sobre una operación que coincidió con un gran desfile militar del “Día del Sol”, en el que Pyongyang celebró el sábado el nacimiento de Kim Il Sung, abuelo del actual dirigente norcoreano Kim Jong Un.

“Corea del Norte intentó probar un nuevo tipo de misil no identificado en el área de Simpo, en la provincia de Hamkyong del Sur, pero sospechamos que el lanzamiento fracasó”, dijo el ministerio de Defensa de Corea del Sur. El Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmó el lanzamiento de lo que parecía ser un misil y dijo que falló “casi inmediatamente”.

Este fracaso se produce en un momento en que la tensión entre Washington y Pyongyang está en sus cotas máximas después de que Trump prometió el jueves que el “problema” norcoreano sería “tratado”.

“Es probable que este lanzamiento sea una prueba para un nuevo tipo de misil o para una actualización así que hay muchas posibilidades de que haya más provocaciones en el futuro próximo”, explicó Kim Dong Yub, experto militar del Instituto de Estudios del Lejano Oriente de la Universidad de Kyungnam, en Seúl.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.