Joven Argentino se consolidó como el primer hacker legal en ganar U$S 1 millón

Gana 40 veces el salario anual promedio del país y asegura que aprendió viendo tutoriales en Internet.

Con tan solo 19 años, Santiago López se convirtió en el primer hacker de «sombrero blanco» en obtener US$ 1 millón reportando errores informáticos. Es lo que en inglés se conoce como un bug-bounty hacker (o bug bounters), que en español se traduce como «cazarrecompensas en internet» o » hacker de sombrero blanco».

Su trabajo consiste en hacer la red más segura detectando y solucionando los puntos débiles y las fallas de software antes de que lo hagan otros. Hay muchas empresas dispuestas a pagar altas sumas de dinero a quienes sean capaces de hacerlo.

Facebook, Google y Apple, entre otras grandes empresas, contratan a este tipo de hackers para mejorar su seguridad cibernética. Muchos de ellos son adolescentes.

El origen del éxito

El joven se comenzó a interesar en la informática cuando tenía 15 años y decidió aprender por su cuenta.

«Empecé a hacer aplicaciones, programar. Y un día vi la película ‘Hackers’ y me gustó cómo trabajaban y ganaban dinero, así que busqué tutoriales por Google, YouTube y aprendí a hackear», explicó López en una entrevista al portal HackerOne.

El argentino confesó que se dedica a hackear principalmente por el dinero que gana y porque le resulta divertido. Se cambió de casa y se compró un nuevo auto gracias al dinero que ganó con su trabajo.

«No me gusta ser el típico hacker de las películas con pelo largo y gafas. Me gusta ser un tipo normal, pero hacker», aseguró en una entrevista a BBC.

A la pregunta de si alguna vez se vio tentado a usar sus habilidades como hacker con otro tipo de intenciones, dice que al principio sí. «Estuve un poco tentado, pero una mala acción te puede llevar directamente a la cárcel», concluyó.

«El sistema de cazarrecompensas me salvó en ese sentido. Me gusta hackear y me gusta el dinero, así que es una buena combinación», detalló.

¿Su sueño? Fundar su propia empresa y lograr que ésta sea reconocida mundialmente. Cada vez hay más bug bounters en el mundo, pero López dice que hay trabajo para todos. Siempre habrá un nuevo error informático por encontrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.