Joven policía denunció que fue drogada a la salida de un boliche y violada por 5 hombres

Según relató, si bien se negó, el hombre, con un tono amenazante, le sugirió «subí porque te conviene» y, como se sintió intimidada, decidió sentarse en el asiento del acompañante.

Una oficial de la Policía Comunal de Chivilcoy denunció que fue abusada sexualmente por entre cuatro y cinco jóvenes en una casa de esa ciudad bonaerense hasta la que fue trasladada luego de haber sido drogada dentro de un auto a la salida de un boliche, informaron hoy fuentes judiciales.

La joven de 26 años realizó la denuncia el pasado sábado 21 de mayo y contó que todo sucedió pasadas las 5 de madrugada cuando se retiraba del boliche «Babakos», ubicado en la avenida De Tomasso y la calle 504, de esa ciudad, a unos 160 kilómetros de la Capital Federal.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que a partir de la denuncia se inició una causa penal caratulada “abuso sexual”, que está siendo investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Mercedes.

De acuerdo al relato realizado por la víctima ante la policía y ratificado ante la Justicia, el episodio comenzó a dos cuadras del boliche «Babakos», cuando caminaba sola hacia su casa por la avenida De Tomasso y fue interceptada por un hombre que se asomó por la ventanilla de un vehículo de color blanco, quien la llamó por su nombre y la invitó a llevarla.

Según relató, si bien se negó, el hombre, con un tono amenazante, le sugirió «subí porque te conviene» y, como se sintió intimidada, decidió sentarse en el asiento del acompañante.

En ese momento, de acuerdo a su relato, el hombre le dijo que iban a ir a «una joda» (una fiesta en una casa) y momentos después le inyectó algo con una jeringa en el antebrazo izquierdo y la trasladó hasta una vivienda, en la que fue llevada hasta una habitación donde la violaron «entre 4 y 5 jóvenes».

Tras ser abusada, el mismo hombre que la llevó la subió a su auto y la trasladó hasta la casa de su madre, a quien le contó lo sucedido.

La joven dijo que su madre y su hermano la llevaron al Hospital Municipal para ser atendida, pero allí le dijeron que primero tenía que hacer la denuncia policial, por lo que fue trasladada en un patrullero hasta la comisaría, donde contó lo ocurrido.

Los investigadores trabajaban en el análisis de las filmaciones de la cámaras de seguridad para reconstruir el recorrido que hizo la víctima durante esa madrugada e intentar identificar el vehículo en el que fue llevada hasta la casa donde sufrió el ataque sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.