Juana Repetto, sobre su parto respetado: “Quiero tener otro bebé sólo para volver a parir”

La influencer habló de su experiencia sin intervención médica en el agua y confesó cómo está viviendo esta nueva maternidad en pareja.

n muy poco tiempo la vida de Juana Repetto cambió por completo. De ser madre soltera de Toribio, en tan sólo tres años pasó a tener una familia de cinco. Feliz por el nacimiento de su segundo hijo Belisario, la hija de Reina Reech y Nicolás Repetto habló de su parto respetado en el agua y de cómo vive la maternidad ahora, en pareja.

“Belisario tiene un mes y dos días. Es mucho más tranca que Toribio”, comentó la influencer este mediodía desde el móvil de Flor de equipo mientras amamantaba al recién nacido. Feliz y movilizada por este nuevo presente sentimental, Juana confesó que está viviendo la maternidad de una manera muy distinta esta vez: “Yo a Sebi lo tenía preparado porque a mí lo hormonal me pega heavy. Le dije: ‘Solo quiero que sepas que esto es mucho peor cuando nazca el bebé’ y la verdad que cero. Se ve que con Toro me costó porque estaba sola. Ahora no sé, estoy como contenta. Antes tenía mucho miedo”, reveló.

Casada con Sebastián Graviotto (sobrino de Silvia y Guido Suller) desde noviembre, la actriz aseguró que su pareja la ayuda un montón, aunque destacó el fundamental rol de Reina Reech en el cuidado de su hijo mayor. “Mi mamá me salvó la vida con Toro. Yo estaba negada, no quería dejarlo hasta último momento. Toro nunca se había quedado a dormir en otro lado por eso hace tres meses empezamos a hacer una adaptación para que no sintiera que lo abandonaba”, contó dando a entender lo difícil que fue el desapego.

Juana Repetto durante el embarazo de Belisario, junto a su hijo Toribio

De hecho, Repetto advirtió que hasta último momento no creía que iba a parir y ese mismo día (el 20 de junio) fue al asado familiar por el Día del padre: “Me fui a lo de mi suegro pero ya no podía caminar. Así que lo dejamos a Toro, a Lupe (la hija de Graviotto) la buscó la mamá y dije: ‘Me voy a hacer un baño de inmersión así me tranquilizo’. Pero Sebas me dijo: ‘No Juana, nos vamos ya a la clínica y nació a la hora. Estaba como negada. Quería llegar medio justita para no tener horas de trabajo de parto. Estaba Sebastián más conectado que yo”, señaló, entre risas.

En cuanto al parto en sí, la influencer contó que fue respetado y en la misma pileta donde Pampita hizo el trabajo de parto antes de tener a Ana. “Fue un parto espectacular. Me había preparado mucho para que sea sin intervenciones, en el agua. Pampita también hizo el trabajo de parto ahí, pero ella quería anestesia y salió de la pileta. Belisario nació ahí, nunca me voy a olvidar de esa pileta. Fue la mejor experiencia de mi vida. Es más, quiero tener otro bebé solo para volver a parir”, remató feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.