Julio De Vido, en la cuerda floja a raíz de una ofensiva oficialista para que salga del Congreso

Mañana se trata en comisión de Diputados la expulsión del ex funcionario kirchnerista que tiene más de 100 causas judiciales en su contra.

Mañana a las 11 de la mañana Cambiemos empezará el trámite formal para echar de la Cámara de Diputados a Julio de Vido, involucrado en un centenar de casos de corrupción. Su objetivo es emitir un dictamen de mayoría en la comisión de Asuntos Constitucionales, que se reunirá a esa hora, y convocar a una sesión para concretar la expulsión del exministro kirchnerista antes de las elecciones primarias.

Además, el kirchnerismo ya preparó una cerrada defensa al ex ministro de Planificación: exigirá que, para fundamentar la expulsión, se requieran a la Justicia todas las causas en que está imputado, el estado procesal de cada una, la conducta procesal del ex funcionario y si hizo uso de sus fueros para eludir a la Justicia.

El bloque Frente para la Victoria-PJ, al que pertenece De Vido, tiene listo un dictamen de comisión de rechazo a los proyectos de expulsión, en el que señala que en el caso del ex ministro “no existe la inhabilidad moral sobreviniente” a su asunción como diputado de la Nación, en diciembre de 2015.

El macrista Daniel Lipovetzky entiende que el procesamiento y la elevación a juicio oral del expediente del accidente ferroviario de Once sí son sobrevinientes a su asunción como diputado, pese a que las causas se abrieron cuando era ministro.

Cambiemos ya cuenta con el número emitir un dictamen de mayoría pero le faltan las voluntades de sus aliados opositores para consumar la expulsión de De Vido en el recinto: el interbloque federal Unidos por una Nueva Argentina (UNA) quiere suspenderlo y está empecinado en debatir los desafueros, con Sergio Massa en el centro de la escena, y el Bloque Justicialista, que representa a los gobernadores del PJ, aún no ha tomado postura sobre la exclusión, pero no estaría de acuerdo en levantar la mano para una decisión que consideran “drástica”, por entender que se violarían garantías.

Los proyectos de expulsión de De Vido que se debatirán mañana son de los diputados de Cambiemos Elisa Carrió, Silvia Lospennato, Jorge D’Agostino y Diego Mestre.

Pero el temario también incluye pedidos de desafuero, como el de la trotskista mendocina Soledad Sosa, y el del democristiano cordobés Juan Brügge, que declara en estado de desafuero a todo el cuerpo. También hay reformas a la ley de Fueros y “renuncias” a estas inmunidades, una figura legal que no existe. Entre ellas, las que anunciaron con bombos y platillos Massa y el presidente del bloque macrista, Nicolás Massot.

En total, son 24 los asuntos del orden del día de la reunión de comisión de mañana, que se espera que sea larga y peliaguda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.