Juzgan en Jujuy al hombre de 60 años que violó y embarazó a una nena de 12

La familia de la chica había pedido que se interrumpiera la gestación. Sin embargo, le practicaron una cesárea y la beba murió tras nacer.

El Tribunal en lo Criminal 3 de Jujuy comenzó a juzgar este miércoles a un hombre de 60 años acusado de violar, en la ciudad de San Pedro, a la nena de 12 años que quedó embarazada y a la que le practicaron una cesárea en enero. En el Palacio de Tribunales, ubicado en pleno centro de la capital jujeña, se realizó la primera audiencia del debate en el que se presentaron a declarar diez testigos para constatar la situación de abuso de la que fue víctima la chica.

«Se buscará develar el sufrimiento que había causado este hecho en la niña en relación a su conducta y lo qué pasó cuando develó la violación a raíz del embarazo», señaló, tras el debate, Mariana Vargas, abogada de la familia de la víctima. Además, aclaró que en este juicio no está en discusión la autoría del hecho. «Tenemos un ADN del bebé que nació por cesárea en enero de este año y además de la nena de 12 años», dijo.

«Por lo tanto la violación está totalmente acreditada», sostuvo, al tiempo que agregó que lo que está en discusión es «el monto de la pena que se va a aplicar en la condena». «Nos interesa ver cuál fue el daño después de que se develará el abuso y embarazo», destacó. En ese contexto, tanto la querella como los movimientos de mujeres locales exigen «una pena ejemplar» para el imputado que «permita ir en contra de la naturalización de la violencia y ayude a sanar» a la víctima.

El hecho tomó estado público el 11 de enero en San Pedro de Jujuy, ubicada a unos 63 kilómetros de la capital provincial, cuando la chica, junto a su familia, denunciaron la violación por parte del hombre, que a su vez era vecino. Solicitaron la interrupción del embarazo, pero alegando que el tiempo de gestación (aproximadamente cinco meses) era avanzado, las autoridades del sistema de salud local le negaron el pedido y posteriormente le practicaron una cesárea.

La dirección del Hospital Materno Infantil Héctor Quintana, de San Salvador de Jujuy, había informado que tras practicarle la cesárea a la nena, la bebé había muerto, ya que solo tenía 23 semanas de gestación.

El procedimiento generó cierta satisfacción entre los grupos «pro vida», que celebraron que se hubieran «salvado las dos vidas», mientras que causó rechazo por parte de colectivos a favor de la legalización del aborto, que denunciaron que «no se cumplió con la interrupción legal del embarazo».

«Peleamos por los derechos de las niñas, que tienen derecho a no ser madres y también peleamos por la Justicia y la condena a los violadores que son los que provocan estas historias», concluyó Vargas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.