¿La casa está invadida de hormigas? Existe un remedio natural y nunca más volverás a verlas

Pobrecitas, dirán algunos… efectivamente, las hormigas no son dañinas (al menos, no en esta parte del mundo), pero tampoco resultan el invitado más apetitoso o amigable para el hogar.

En el mundo hay más de 12.000 especies de hormigas, pero las que se encuentran en Argentina no tienen una mordedura grave, ni transmiten enfermedades. Eso sí, pueden haber pasado por lugares sucios o comida contaminada, así que no es la mejor idea abrirles la puerta de tu casa.

Por eso hoy vamos a mostrar algunos trucos de cómo repeler y eliminar a las hormigas en tu casa y tu jardín.

1°) Canela

Las hormigas tienen un excelente sentido del olfato y no les gusta el olor a canela. Agrega media cucharadita de aceite de canela a una taza de agua. Remoja una bolita de algodón y úsala para teñir las áreas en las que viven las hormigas. Repite este procedimiento hasta que las hormigas se hayan ido. Coloca palos de canela enteros afuera, especialmente cerca de la puerta, en los alféizares de las ventanas y otras entradas. También puedes poner el aceite de canela en una lata de aerosol y atacar a las hormigas donde sea que las encuentres.

2°) Vinagre

Las hormigas también encuentran el vinagre horrible. Es una buena noticia porque tenemos un agente de defensa barato. Llena una lata de aerosol con partes iguales de agua y vinagre. Agrega un poco de aceite de fragancia, como el limón, que es otro olor que las hormigas no toleran. Agita bien antes de usar y luego rocía todos los posibles puntos de acceso. Haz esto una vez al día hasta que las hormigas hayan desaparecido por completo.

3°) Bórax

El Borax es un mineral natural que se usa en la mayoría de los pesticidas. Borax se vende en forma de polvo o en forma de sal de cristal incolora. Lo puedes conseguir en algunos supermercados y de otro modo en la farmacia o farmacéuticos. Todo lo que necesitas es una taza con agua tibia, media taza de azúcar, dos cucharadas de bórax y bolas de algodón. Mezcla todos los ingredientes y sumerge las bolas de algodón en la mezcla de bórax. A continuación, puedes colocar las bolas donde desees, por ejemplo, a lo largo de los bordes de las puertas donde las hormigas a menudo entran.

4°) Limpieza

Asegúrate de tener siempre tu hogar bien limpio (sobre todo de migas y restos de comida), y almacena bien la comida en recipientes sellados. Elimina el polvo regularmente, y evita dejar platos sucios en la pila durante mucho tiempo.

Cuando te deshagas de un grupo de hormigas, barre bien y utiliza un producto jabonoso para eliminar el rastro hormonal que dejaron a sus compañeras, y así no volver a encontrarte otra comitiva exactamente en el mismo sitio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.