La CGT definirá la fecha del paro nacional el día jueves

Sin margen y tras los serios incidentes de la marcha, la central obrera evalúa que sea entre el 4 y el 6 de abril.

Dirigentes de la CGT salieron a replicar los dichos del jefe de Gabinete, Marcos Peña, al advertir que si el gobierno “no quiere cambiar” su política económica “tendrá que asumir los costos políticos” y adelantaron que el jueves se podría definir la fecha de un paro.

Uno de los jefes del triunvirato de la CGT, Héctor Daer, ratificó que “habrá paro de 24 horas, será el 4, 5 ó 6 de abril. El jueves decidiremos fecha” y enfatizó que al Gobierno “lo vemos con un rumbo definido, con el que no coincidimos”.

En tanto, el ex intendente de Quilmes y secretario interior de la CGT, Francisco ‘Barba’ Gutiérrez, salió al cruce de las declaraciones de Peña quien el sábado alertó a los dirigentes de la CGT que “pueden hacer paros, piquetes” u otras medidas pero el cambio no tiene “vuelta atrás”.

“Acá hay una decisión política de alto nivel. Peña dijo que no va a cambiar nada, ellos serán los funcionarios responsables de hacer algo erróneo para la actual situación económica mundial”, indicó.

En declaraciones a Radio 10, Gutiérrez señaló que la CGT busca “hacer visible lo que está pasando con los trabajadores. Plantear un paro está dentro de los derechos constitucionales y el gobierno deberá tomar nota. Si no, tendrá que tomar nota con el paro general” y advirtió que “si no quiere cambiar tendrá que asumir los costos políticos”.

En tanto, dijo que en la marcha de la CGT “había una situación de bronca de los trabajadores de todas las actividades que son los gremios industriales” y añadió que “hay despidos, suspensiones, se pretende bajar propuestas de mejoras salariales, no se cumplió con los dos mil pesos”.

“Nos equivocamos al no haberle puesto fecha” al paro, admitió el ex intendente de Quilmes y señaló que “terminó mal” el acto porque “no había nadie controlando”.

En ese sentido, aclaró que “se dejó sin control el acceso al palco, se fueron todos los compañeros, quedó como vacío el lugar y permitió que subiera cualquiera con ánimo de bronca…puede ser activista, puede pasar en cualquier acto. No hay grupos violentos”, se diferenció de la cúpula de la CGT.

En una entrevista con Clarín, por su parte, Daer aseguró que en la marcha “hubo grupos que quisieron presionar para ver si el gobierno se desbarranca”.

Mencionó que la CGT tuvo “una sola charla informal con (el presidente Mauricio) Macri a fines del año pasado y es bueno que se sepa que no volvimos a hablar con él. El problema es que este gobierno no cree en el Estado”, cuestionó el diputado del Frente Renovador y advirtió que “la sensación que tenemos es que se abrió la puerta para que el que quisiera despedir, despidiera”.

Asimismo, afirmó que «la única institución que tiene capacidad de movilizar semejante cantidad de trabajadores es la CGT, no cabe duda.

Y los incidentes del final ocurrieron porque las organizaciones sindicales sabían que iban, así como también hubo sectores que fueron a hacerse notar y no tienen una estrategia común a la de los trabajadores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: