La confesión del cura que abusó sexualmente de una nena de 11 y ella lo grabó con su celular

La chiquita vivió un infierno durante 5 meses, le contó a dos adultos lo que ocurría y no le creyeron. «Es solo un juego, no hacemos nada malo», se escucha decir a Mottola en el audio.

Cinco días después de su arresto, el cura acusado en Italia de abusar sexualmente de una nena de 11 años confesó. «Asumo todas las responsabilidades. Soy culpable de todas las acusaciones que se me impugnan. Todo es verdad«, dijo Michele Mottola ante el juez.

El sacerdote había sido detenido luego de que saliera a la luz un audio grabado por la propia víctima con un celular. «Es solo un juego, no hacemos nada malo», se escucha decir a Mottola, después de que la nena le pidiera que parara.

La víctima fue abusada durante cinco meses. Aunque no especifica a quiénes, el portal italiano aseguró que la chiquita le contó a dos adultos lo que ocurría, pero no le creyeron. Entonces, para que no quedara duda alguna, grabó uno de los encuentros.

Michele Mottola, párroco de Ducenta, se enfrenta a la Justicia acusado de pedofilia. (Foto: gentileza Iene)

La familia de la chiquita llevó la grabación a la diócesis de la Aversa, que suspendió a Mottola y transmitió lo sucedido a la fiscalía. Además, desde la Iglesia iniciaron un proceso canónico contra él, que todavía sigue su curso.

El cura llegó a la parroquia de Ducenta en 2017 y se ganó en poco tiempo la confianza de la familia de la nena. Iba a su casa y les hacía regalos, según contó la mamá de la víctima en un programa de televisión de Le Iene.

El caso se hizo mediático después de que el pasado 3 de noviembre ese programa hiciera pública la grabación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.