La historia detrás de la foto de una nena de 7 años que “vende” limones para comprarse ropa

Victoria le pidió a su mamá que le regale una remera y un pantalón para el Día del Niño. Como su familia no se los podía comprar, se le ocurrió repartir los frutos del árbol de su casa entre los vecinos. “Lo hace como un juego. Siempre está haciendo cosas”, contó la mamá.

La escena suele repetirse en los atardeceres del Barrio 16 de Noviembre, al noroeste de la ciudad de CórdobaVictoria vuelve de la escuela, junta limones del árbol de su casa y los vende entre los vecinos.

La nena tiene 7 años y una ilusión que le despertó la idea de ahorrar: quiere comprarse unos pantalones y una remera que su familia hoy no puede pagar. “Le nació hacer eso. A ella le gusta estar siempre haciendo cosas. Se pone los patines y recorre las casas con su bolsita de limones”, cuenta su mamá, Luciana.

La mujer, de 39 años, cría sola a sus cuatro hijos y hace trabajos de limpieza en casas de familia. Aclara que no cobra ninguna asignación y que la tarea de llevar el sustento diario a su hogar a veces se pone difícil. “Me pidió una cartuchera y un pantalón para el Día del Niño. Como no se los pude comprar, se le ocurrió ahorrar”, menciona la mamá.

Una foto que Luciana publicó en Facebook fue viral y dio a conocer la historia de “Vicky”. La imagen muestra a la nena sentada en un banquito junto a un cajón repleto de limones. Debajo de ella se lee un cartel que le armó Julieta (17), su hermana mayor: “Vendo limones. 20 unidades a solo $100. Aproveche”.

La imagen que recorrió las redes sociales. Victoria y su cajón repleto de limones. (Foto: Facebook / Luciana Bustos)

“Como ya era tarde para andar vendiéndole a los vecinos, quiso hacerlo en la puerta de casa. Ahí le saqué la foto. Ella ni se enteró: estaba concentrada haciendo cuentas”, señala.

La repercusión que tuvo la historia fue un germen de solidaridad, a punto tal que Victoria recibió la cartuchera que tanto deseaba como regalo de uno de los vecinos. Y su mamá consiguió un nuevo trabajo en una casa cercana a su hogar.

Vicky posa junto a la cartuchera que tanto quería. (Foto: gentileza Luciana Bustos)

“Mami, ¿nos hace falta algo?”: la historia de una nena de 7 años que vende limones y la lucha de una familia por salir adelante”

“Me habló muchísima gente que me contó que se había emocionado con mi hija. También me dejaron mensajes feos acusándome de que la hago trabajar, y eso no es cierto. Ella lo hace como un juego. No lo hace obligada y ni siquiera es algo de todos los días, porque imaginate que siempre le vende a la misma gente. Hasta le compró un vecino que tiene su propio árbol de limones”, explica Luciana.

Victoria es la menor de cinco hermanos. El mayor, Brian (22), murió hace seis años en un accidente con la moto. En la casita del Barrio 16 de Noviembre también viven, Lautaro (20), Celeste (17) y Lionel (13).

Victoria cursa el segundo grado en Córdoba: "Las maestras dicen que es como una señora en el cuerpito de una nena". (Foto: gentileza Luciana Bustos)

Cuenta la mamá que, en momentos donde el bolsillo aprieta, Victoria incluso llegó a ofrecerle sus ahorros para comprar pan. “Como todo me cuesta tanto en este último tiempo, ella siempre quiere ayudar. Me dice: ‘mami, ¿nos hace falta algo?’. Y ahí quiere darme lo que juntó”, remarca. “Yo le digo que no, que guarde para comprarse el pantalón y la remera”.

“Vicky” va a segundo grado y, bromea Luciana, “las maestras dicen que es una señora en el cuerpito de una nena”. Su nueva iniciativa, para el verano, es vender limonada: Es así, no para. Y siempre quiere solucionarles los problemas a todos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.