La justificación de un obispo a un cura que se masturbó delante de nenas: «Por lo menos no les hizo nada a ellas»

Lo dijo frente a una mujer que es catequista y manda a su hija a un colegio católico de Los Polvorines. El religioso denunciado fue separado de la escuela pero no de la parroquia.

Una catequista que envía a su hija al colegio Nuestra Señora del Rosario de Los Polvorines tuvo una experiencia negativa cuando fue a buscar apoyo en el obispo de la diócesis de San Miguel, Damián Nannini. La mujer, Magdalena del Corro, publicó en Facebook el relato de su reunión con el prelado. Hay otras nueve familias cuyos hijos e hijas de 11 y 12 años coinciden en acusar al párroco Luis Alberto Luna de haberse masturbado delante de ellos.

«Ayer fui a visitar al obispo Mons. Damián Nannini, mi pastor, para contarle que sus ovejas, las más pequeñas del rebaño, habían vivido una aberración. Él me recibió», relata.

«Entré a un amplio despacho con pocos lujos. Él se sentó detrás de un grande y frío escritorio de madera oscura, y en un sillón imponente», continúa. «Me dejó hablar pacientemente sin mostrar el más mínimo gesto en su rostro. Relaté cómo nuestros hijos nos contaron que, en el viaje de vuelta de su campamento ‘educativo’, el sacerdote Luis Luna que estaba, teóricamente, cuidándolos, veía fotos inmundas y se masturbaba… Le conté también que dos niñas habían oído, en el baño de nenas del campamento donde habían asistido, ruidos raros (que ellas describieron como gemidos) y al agacharse para ver quién estaba en el baño observaron que las zapatillas del hombre que estaba adentro haciéndolos, se correspondían con las del sacerdote. Le expresé, casi en confesión y con lágrimas en los ojos, que yo realmente no sabía si detrás de esa puerta, una nena o un nene estaba siendo violado«, argumentó la joven mamá.

Sin embargo, la reacción de monseñor Nannini no fue la esperada. «Lejos de consolarme, me miró y empezó a explicarme la cantidad de abogados que ellos tenían para defenderse. Me relató que no solo ya tienen trabajando en la causa en contra de los nueve papás (mostrándome la firma y nombre de todos nosotros en un acta que la escuela le facilitó y que, aunque la solicité, todavía no me dio), abogados civiles y penales (señor… ¡me extraña! ¡Nada detiene a unos padres luchando por su cachorro!) especialistas en derecho civil, en derecho canónico y todos ellos puestos para… ¿hacer justicia? ¿investigar? ¡No! Para defender a un sacerdote que es ‘inocente hasta que se demuestre lo contrario'», refiere.

Nannini sostuvo que los chicos pueden estar mintiendo, y que al masturbarse delante de los chicos, el cura «no les hizo nada a ellos».

La mujer expresó su frustración en los párrafos finales de su posteo. «El pastor, mi pastor, me dejó en claro que el aparato que la iglesia tiene montado saldrá con toda la artillería a defender al sacerdote», confirmó indignada.

«El pastor, mi pastor, me recibió más parecido a Herodes que a Jesús y me demostró de un solo cachetazo que la mayoría de las cosas que creía y había predicado como catequista eran, al fin, una cruel mentira. Fui a ver al pastor para contarle lo que les sucedió a sus ovejas más pequeñas, y el pastor, mi pastor, me sacó a los tiros. Qué tristeza, nunca me di cuenta de que se había convertido en pastor de lobos«, concluyó.

El religioso Luis Alberto Luna, conocido como Padre Coraje por denunciar a los narcotraficantes en Pablo Nogués, fue separado de la escuela pero no de la parroquia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.