Le descubrieron unos moretones en el cuerpo y murió una semana después

La última voluntad de Sarah fue contar su historia al mundo para concienciar a la gente y ayudar a aquellos que presenten sus mismos síntomas.

Una chica de 22 años murió una semana después tras descubrirse en el cuerpo unos extraños moretones y acudir al médico. Además de los hematomas, esta joven presentaba unos síntomas parecidos a la gripe, pero los sanitarios no le detectaron lo que tenía de forma inmediata.

Siete días después de que le empezaran a aparecer los extraños moretones, Sarah Armstrong sufrió un ictus que acabó con su vida. La chica era trabajadora del Hospital Aintree y tenía una hija de apenas dos años.

En el centro sanitario al que acudió, según Liverpool Echo WS, le dijeron que tenía que realizarse varios análisis de sangre. «Aquel mismo día la llamaron para decirle que tenía que ir a urgencias inmediatamente», explica Danielle Johnson, la amiga de la joven paciente. Una vez en el hospital, los médicos le dieron a Sarah una noticia devastadora: sufría una leucemia mieloide aguda.

Tras el terrible diagnóstico, empezó de forma inmediata el tratamiento de quimioterapia. «Siempre se mostraba fuerte y muy positiva», continúa Danielle. Pero tres días después, el 1 de febrero, murió. Su amiga de la infancia lamenta lo ocurrido y afirma que era una madre increíble.

La última voluntad de Sarah fue contar su historia al mundo para concienciar a la gente y ayudar a aquellos que presenten sus mismos síntomas.

Los indicios de este tipo de leucemia son la sensación de cansancio, respiración dificultosa, hematomas, sangrado y aumento del riesgo de infección. Además, a veces se puede extender al cerebro, a la piel o a las encías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.