Le robaron el cinturón de campeona mundial a la “Pumita” Carabajal en San Luis

La boxeadora lo había prestado para una pelea por el título que se realizó en la provincia de San Luis y desde su entorno sostienen que el responsable es el entrenador de la  púgil Micaela Luján.

Brenda “Pumita” Carabajal, boxeadora y emblema del deporte jujeño en la actualidad, volvió al ring el último sábado y obtuvo una victoria por el voto de los jueces contra Lilian Dolores Silva en San Luis.

Hasta ahí, todo parecía ser una fiesta, pero la noche terminó amarga por el robo de su cinturón de campeona mundial.

La deportista dio detalles del triste episodio que le tocó vivir, a pesar de haber actuado con las mejores intenciones.

¿Qué ocurrió? Como en cada gala de boxeo, hay varias peleas en una noche, ya sea por un título, para defenderlo o para posicionarse y aspirar a uno. Así fue que Micaela Luján –que esa noche defendía su título mundial supermosca de la FIB ante Nataly Delgado- y José Ahumada, entrenador de Luján, contactaron a la “Pumita” días ante para pedirle prestado el cinturón que ganó en Estados Unidos en 2019 para sacarse una foto.

Sobre este punto, Carabajal explicó que los cinturones le llegan a cada campeón o campeona desde Estados Unidos con un retraso de cuatro meses o más por la pandemia, por lo que accedió a viajar con su cinturón y prestárselo a Micaela Luján para que pudiera tomarse una foto con él en caso de que retuviera su título, cosa que finalmente logró.

La boxeadora jujeña contó que llevó su cinturón y lo prestó “de buena fe”, para que Luján y Ahumada pudieran tomarse una fotografía y su colega viva la experiencia de colgárselo, la misma que vivió la “Pumita” cuando lo ganó en Nueva Jersey hace dos años.

Y ahí fue cuando la alegría por su victoria se esfumó, ya que Micaela Luján y José Ahumada decidieron no devolverle el cinturón a Brenda Carabajal, todo ante la presencia e inacción de autoridades de la Secretaría de Deportes de San Luis, municipales y policiales.

“Me acerco a buscar mi cinturón y el técnico Ahumada se hizo el enojado, dijo que ese cinturón era de Luján, que cuánto había esperado ella por su cinturón, se cerró y que en todo caso la que tenía que esperar el cinturón era yo y nadie hizo nada”, relató Brenda.

Según dijo Carabajal, cuando quiso hacer la denuncia y tratar de recuperar el cinturón que le pertenece, los efectivos policiales le dijeron que no podían ayudarla ni hacer nada.

“Yo actué de buena fe, porque no tenía que preocuparme en llevar el cinturón, ninguna necesidad, pero lo hice por tatar de que ella tenga una buena noche y por el espectáculo. Ahora no sé si voy a recuperar mi título o no, porque no creo en la palabra de este señor Ahumada. Me dejaron solo con el maletín, donde va el cinturón”, expuso.

A pesar del mal trago, Brenda Carabajal indicó que intentará recuperar el cinturón. “Sé que tengo el apoyo de mi gente y de Jujuy”, manifestó.

“Lo único que quiero es que respeten mis derechos como mujer, como deportista y que a partir de ahora ninguna boxeadora ni ninguna deportista se tenga que quedar callada con estas cosas que pasan”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.