Le tiraron agua hirviendo para entrar a su casa: lo ataron, lo torturaron y se llevaron todo

Ocurrió en La Plata. Los delincuentes saltaron una pared y forzaron dos rejas para ingresar.

Entrar a robar y llevarse todos los objetos de valor que encontraron en su camino no fue suficiente para dos ladrones en La Plata. Antes, atacaron de forma salvaje al dueño de la casa. El hombre, que estaba durmiendo, fue atado de pies y manos, cortado y quemado con agua hirviendo.

Todo ocurrió durante la madrugada en una casa del barrio Villa Castells ubicada sobre la calle 11 entre 419 y 420, donde la víctima, un hombre de 76 años, vive solo. Para llegar hasta el interior de la propiedad, los dos delincuentes saltaron una pared aprovechando que se trata de una zona residencial, con varios terrenos baldíos alrededor. Una vez que llegaron al patio interno de la casa, forzaron la reja de la ventana de la cocina y entraron.

El jubilado que vive en el lugar dormía cuando los dos ladrones ingresaron a su casa y recién se despertó cuando llegaron hasta su habitación. Los delincuentes estaban listos para inmovilizarlo: le ataron los pies, las manos y lo torturaron. Primero le hicieron cortes en los brazos con cuchillos de cocina que había en la casa y luego le arrojaron agua hirviendo.

Los atacantes agarraron electrodomésticos, un reloj Rolex de oro y dinero en efectivo, para luego escaparse en una camioneta marca Ford modelo EcoSport blanca que también estaba en la casa y pertenece a la víctima.
Cuando escapaban, los delincuentes perdieron el control de la camioneta y terminaron estancados en una zona a pocas cuadras de la casa. Como no pudieron destrabar el vehículo, continuaron la fuga a pie, por lo que tuvieron que dejar la mayoría de los objetos que se estaban llevando. Según trascendió, apenas se fueron con 4 mil pesos en efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.