Llovió en las Yungas pero no alcanzó para extinguir los incendios

El Director de Incendios Forestales confirmó que la tormenta de la madrugada del jueves no fue suficiente para detener el fuego.

Tras la intensa lluvia que se registró en diferentes sectores de la provincia durante la madrugada de este jueves, la población jujeña tenía la esperanza de que el fuego en el Ramal, y más específicamente en el Parque Nacional Calilegua, se extinguiera por completo. Sin embargo, el director de Incendios Forestales, Ezequiel Morales, confirmó a Lw8 que “no fue suficiente” y que aunque están evaluando las zonas afectadas, “lo que llovió no alcanza para apagar un fuego de esta magnitud” sostuvo.

Más detalladamente, Morales explicó que según la estación meteorológica de Yuto «anoche llovieron 5 mililitros, y para apagar el incendio necesitamos por lo menos 100 o 150 mililitros» indicó y continuó «porque la madera que se está quemando es muy gruesa y pasa mucho tiempo encendida».

En estos momentos, el equipo que coordina la estrategia y los operativos de combate de incendios en áreas boscosas y de pastizales a nivel provincial, se encuentra en camino a evaluar en qué medida la lluvia colaboró con la extinción de los focos ígneos.

Por último, Morales explicó “hoy podríamos dar al fuego por contenido, porque está quieto y no avanza, pero mañana y pasado nuevamente van a subir las temperaturas y el fuego dará más trabajo” finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: