Lo declararon muerto, estaban por embalsamarlo y pegó un grito

El hecho ocurrió en un hospital de Kenia. El hombre de 32 años recuperó el conocimiento cuatro horas después de ser decretado muerto.

Un hombre que se presumía muerto en un hospital en Kenia gritó cuando personal de la morgue le cortó la pierna para comenzar a embalsamarlo.

Peter Kigen, de 32 años, recuperó el conocimiento en la morgue de un hospital cuatro horas después de ser declarado muerto, según el periódico keniano The Standard.

Oriundo del pueblo de Kibwastuiyo en Bureti, el hombre colapsó en su casa con un “malestar estomacal” antes de que su familia lo llevara al hospital el martes por la tarde.

Kevin Kipkurui, el hermano de Kigen, afirma que una enfermera le dijo que Kigen había muerto “mucho antes” de que llegara al Hospital Kapkatet.

“La enfermera me entregó un documento para que se lo llevara al encargado de la morgue antes de que el cuerpo de mi hermano fuera trasladado a la morgue”, contó Kevin.

Sin embargo, cuatro horas después, mientras el personal de la morgue se preparaba para drenar la sangre del cuerpo de Kigen y comenzar el proceso de embalsamamiento, supuestamente se dieron cuenta de que estaba vivo.

El tío de Kigen, Denis Langat, sostiene que su sobrino recuperó la conciencia y “gimió de dolor” después de que el personal de la morgue le hiciera una incisión en la pierna para iniciar el proceso de embalsamamiento.

“El funerario me llamó a la morgue y lo vimos hacer movimientos. Nos quedamos impactados”, aseguró Kipkuriu. Y agregó: “No podíamos entender cómo podían trasladar a una persona que todavía está viva al depósito de cadáveres”.

Kigen, quien supuestamente sufre de una enfermedad crónica, habló con los periodistas desde su cama de hospital sobre el extraño incidente el miércoles. “No puedo creer lo que acaba de pasar. ¿Cómo establecieron que estaba muerto?”, expresó.

“Ni siquiera sabía dónde estaba cuando recuperé la conciencia, pero agradezco a Dios por salvarme la vida. Le serviré por el resto de mi vida”, añadió Peter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: