Los lazos de sociedad entre los Kirchner, Báez y López están confirmados

Peritos de la Justicia establecieron fehacientemente que los empresarios y socios remitían sumas millonarias a las cuentas de la ex familia presidencial. Stolbizer celebra.

Un informe presentado por el Cuerpo de Peritos del Poder Judicial de la Nación ante el juez Claudio Bonadio, que investiga la causa “Los Sauces”, confirmó que las sociedades de Cristóbal López y Lázaro Báez depositaban sumas millonarias en la empresa de la familia Kirchner, y corroboró la existencia de depósitos o aportes que no tendrían justificación de origen.

Así lo resumió ayer la diputada del GEN Margarita Stolbizer, denunciante de la causa “Los Sauces”, quien resaltó que “la pericia ha ratificado todos los hechos que fueron oportunamente denunciados y de manera muy clara se detallan los movimientos sospechosos a que hemos hecho referencia tantas veces”.

“En cuanto se reanude la actividad tribunalicia seguiremos impulsando esta causa que ya ha puesto a Cristina Fernández en las puertas del procesamiento y el juicio oral”, afirmó Stolbizer en un comunicado.

La causa se abrió en abril pasado para investigar una maniobra similar a la de la causa “Hotesur”, esta vez con la firma “Los Sauces” y por operaciones de compra-venta de diversas propiedades luego alquiladas a firmas relacionadas con los empresarios Báez y López.

Stolbizer planteó que “los delitos están absolutamente comprobados con los elementos reunidos en la causa: la ex Presidenta recibía pagos millonarios de los empresarios Cristóbal López, Fabián de Souza y Lázaro Báez, los mismos a los que en simultáneo se beneficiaba con decisiones políticas, tanto por ella misma como su marido y anterior presidente Néstor Kirchner”.

Según detalló, “los asientos bancarios y societarios que fueron analizados también demuestran de qué manera la familia fue capitalizando una sociedad que ellos mismos constituyeron en el 2006 y que por dos años no tuvo ningún movimiento para empezar a recibir aportes en propiedades inmuebles, como los adquiridos en Puerto Madero por Néstor Kirchner en el 2008 y por los que pagara más de u$s 2.000.000 sin que se supiera nunca el origen de ese dinero, y durante la Presidencia de Cristina Fernández”.

En la causa también se investiga la falsificación y adulteración de documentos, que también ha sido corroborada por los peritos, quienes informan la existencia de hojas tachadas, ilegibles y la superposición de datos que cambian anteriores; así como falta de información y registros por el incumplimiento de cargas legales a cargo de la sociedad de la familia Kirchner, detalló la legisladora.

“Los puntos de pericia más importantes son los referidos a los pagos efectuados por las sociedades del Grupo Indalo (Inversora M&S y Álcalis de la Patagonia de Cristóbal López y Fabián de Souza), así como las efectuadas por las empresas de Lázaro Báez (Austral Construcciones, Kank y Costilla, Valle Mitre, Loscalzo y Del Curto, Idea SA) y el registro de pagos mensuales alcanza cifras millonarias”, señaló.

Precisó que “aunque siempre la suposición fundada que hemos expresado es que se trata apenas de una parte de las devoluciones o retornos que los empresarios pagaban a la familia Kirchner.

El delito es flagrante y demuestra, como en la otra sociedad, Hotesur, la simulación de pagos disfrazados de alquileres u otros servicios para transferir el pago de sobornos con los que se simulaba dinero proveniente de la corrupción”.

Máximo Kirchner, diputado de la Nación, cobró más de 2.400.000 pesos por honorarios como Director de la Sociedad solo hasta el año 2014, resaltó Stolbizer.

Precisó además que el informe de los expertos también da cuenta de movimientos sospechosos entre las cuentas de los accionistas (Néstor, Cristina, Máximo, Florencia y la sucesión de NK, así como Hotesur, otra sociedad de la familia), y también irregularidades advertidas sobre las operaciones realizadas con inmuebles. Y el retiro de dinero que harían, aún cuando muchas operaciones no contarían con respaldo que las justifique.

“Tal como dijimos en la denuncia y en escritos posteriores, incluso en el pedido de citación a indagatoria, Los Sauces es una empresa que no tuvo movimientos desde su constitución y que luego fue usada únicamente para canalizar el pago de los retornos de los empresarios amigos de la familia Kirchner y beneficiado con adjudicaciones y otros tratos privilegiados (Afip, Banco Nación, UIF, etc.) durante su gobierno”, dijo Stolbizer.

Según remarcó, “las maniobras ilícitas que denunciamos han quedado comprobadas con el informe técnico que presentan los peritos y que ni han podido cuestionar los propios peritos de la parte defensora. Más del 80% de la facturación de Los Sauces son las transferencias de estos dos clientes exclusivos. Y a Cristóbal López y De Souza se debe el 63% de la facturación de la sociedad de los Kirchner, en particular en el año 2016”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: