«Manu» Ginóbili cumple 43 años y se sigue reinventando

Es quizás el deportista más grande de todos los tiempos. Hoy cumple 43 años y muestra su costado solidario en medio de la pandemia.

Es, para muchos, el mejor deportista en la historia de nuestro país. Para otros, está en el Top 5. Sea cual fuera el lugar que ocupe según las preferencias, lo cierto es que Emanuel Ginóbili es uno de los más grandes y mejores representantes que ha tenido Argentina a nivel mundial, no sólo por sus logros en el básquetbol, sino también por la línea de conducta y trabajo que ha seguido desde sus inicios. Hoy, 28 de julio, este ícono indiscutible cumple 43 años y, ya alejado de la práctica profesional, está demostrando que sabe reinventarse.

Una de las nuevas facetas del bahiense está, claro, ligada al deporte. Porque desde hace un tiempo, «Manu» despunta con esa zurda mágica jugado al tenis, y no lo hace para nada mal. En los últimos días ha posteado un video en el que lo observa entrenando y mostrando, por ejemplo, un muy buen golpe de revés. No es poca cosa.

Además, también se animó a practicar un saque con top spin, para luego dirigirse a la red con un approach digno de los jugadores de antes. Ya el año pasado había difundido un video en el que se prendió a jugar un partidito con su amigo y compinche en San Antonio Spurs Tony Parker.

Ante la irrupción del coronavirus y las consecuencias derivadas por la pandemia, Ginóbili se juntó con otras estrellas como Gabriela Sabatini, Diego Schwartzman, Javier Mascherano, Adolfo Cambiaso, Ricardo Darín Diego Torres y formaron el proyecto solidario «Seamos Uno».

¿En qué consiste? Es un proyecto creado por CIAS-Compañía de Jesús, CARITAS, el Banco de Alimentos, el Consejo de Pastores Evangelistas de CABA, la AMIA, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangelistas y otras organizaciones empresarias y sociales, que cuenta con 450 voluntarios que entregan cajas de 15 kilos de alimentos y elementos de higiene a familias del conurbano bonaerense, y cuyo objetivo es llegar a repartir 1.000.000 de cajas.

«Hasta ahora nada me había motivado tanto desde que dejé de jugar como este proyecto que cuenta con la colaboración de importantes empresas. Pero hay que ponerse en la piel de la gente que por esta emergencia no tiene para comer. Mi familia está en Bahía Blanca y no tienen problemas, pero me imagino que para la gente que lleva tantos días en cuarentena debe ser tremendo«, explicó Manu.

«Cuando vi la transparencia de todos, no dudé en sumarme y llamar a personas que me inspiran. Te cuentan la situación en cada uno de los barrios y es difícil no conmoverse. Todos los que llamé se sumaron desde el primer momento, felices y agradecidos de poder ayudar», agregó el campeón olímpico. 

Para quienes tienen ganas de donar, la motivación extra es que participan en sorteos para disfrutar de encuentros virtuales con las figuras del arte y el deporte de este proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: