Maradona fue a la AFA y salió molesto

Acusó al suizo Primo Corvaro de finalizar abruptamente la reunión. «A mi no me corta la reunión nadie»

Diego Maradona salió furioso de una reunión con el emisario de la FIFA, el suizo Primo Corvaro, al acusarlo de finalizar abruptamente una reunión y cuestionar que haga «borrón y cuenta nueva» tras la gestión de Julio Grondona.

«Me voy caliente porque yo vine a hablar con Primo Camargo (sic) y lo están esperando para ir a Presidencia y se tuvo que cortar la reunión…y a mi no me corta una reunión nadie», se quedó Maradona tras poco más de una hora de estar dentro del edificio de la AFA.

Antes de salir Maradona, Corvaro pidió paso entre los periodistas y camarógrafos y se excusó de hablar con un «sin comentarios».

Mediador

La selección quedó a la deriva y Diego Maradona se ofreció como salvador. El exastro se reunió en Buenos Aries con la AFA como colaborador directo del presidente de la FIFA Gianni Infantino.

Maradona ya fue DT cuando la Albiceleste clasificó de última al Mundial Sudáfrica-2010 y quedó eliminada en cuartos de final ante Alemania (4-0) para irse envuelto en críticas. Tiene «muchas ilusiones», escribió en redes sociales.

Martino se fue con penas y sin gloria porque no pudo quebrar un maleficio de 23 años sin títulos y por la desorganización del fútbol local. Deja a una selección en shock por la renuncia de Messi, quien además acaba de ser condenado por un millonario fraude fiscal en España.

Messi le dio la espalda a la Albiceleste porque no soportó perder la final de la Copa América Centenario, la cuarta vez que se le escapa una copa.
Pero el mar de fondo es el tsunami que sacude a la AFA, con las arcas vacías y dirigentes en pugna por dinero y poder.

La pelea es por repartir de antemano los ingresos de una futura Superliga al estilo europeo que impulsan los clubes grandes.

Los clubes chicos temen ser perjudicados y saben que el proyecto contempla la posibilidad de crear sociedades anónimas lo que aumenta su vulnerabilidad.

Fútbol + política = poder 

En la lucha de todos contra todos, la AFA se quedó sin presidente. El mandato de Luis Segura venció a finales de junio. En la emergencia sigue para cuestiones administrativas indispensables.

El gobierno también hizo lo suyo para sumar al descalabro.

En Argentina el fútbol es un mundo de poder que mueve millones y se entrelaza con la política. De allí proviene Macri, que antes de llegar al gobierno presidió Boca entre 1991 y 2007.

Macri está a favor de la Superliga y tiene como acérrimo defensor al actual presidente de Boca, Daniel Angelici junto con sus pares de River, San Lorenzo y Racing.

El sindicalista Hugo Moyano es presidente de Independiente y busca presidir la AFA. Aunque apoya la Superliga, lo hace con reparos.

Macri no lo quiere al frente de la AFA.

Moyano motorizó la primera y masiva manifestación opositora a Macri a finales de abril.

Otro candidato es el conductor televisivo y dirigente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, que desde su programa de TV, uno de los más vistos del país, ridiculiza con imitaciones a Macri y sus ministros.

Hundidos 

La decisión del gobierno de suspender hace un mes el pago a la AFA por los derechos de televisación de partidos, ahondó la crisis.
La institución está intervenida de hecho con veedores gubernamentales y judiciales.

La jueza Servini de Cubría busca determinar el destino de los millones que el Estado pagó desde 2009.

La FIFA envió una comisión para normalizar la institución y evitar la catástrofe de la desafiliación.

Mientras el fútbol sigue en ascuas. A un mes de comenzar los juegos Olímpicos, Martino se fue harto de la crisis que lo afecta directamente. Antes de ir a Estados Unidos a jugar la Copa América, reveló que la AFA le debía seis meses de salario.

Se sumó la resistencia de los clubes a ceder jugadores para la cita olímpica.

¿Y ahora quién?

La participación en Rio peligra por la negativa de los clubes argentinos y europeos a ceder jugadores. Una catástrofe inédita en el fútbol argentino ganador de dos oros olímpicos en 2004 y 2008.

El único DT con contrato vigente es Julio Olarticoechea, que se hará cargo de ese equipo que esperan poder formar a tiempo para los Juegos. Maradona busca sumarse.

Segura lo descartó. «No hay candidato y Maradona no está para ser ayudante de Olarticoechea», dijo.

La pregunta es quién conducirá a la selección después de Río. Delante están las eliminatorias para el Mundial de Rusia-2018. Argentina recibirá a Uruguay el 1 de septiembre.

Entres los nombres en danza están Diego Simeone (DT del Atlético de Madrid) y José Sampaoli (Sevilla). Suenan rutilantes para una AFA en ruinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.