Mendoza: Define la Justicia si se cae la causa contra la líder de la Tupac

La Octava Cámara del Crimen decidirá hoy si hace lugar a la apelación de la defensa que pide la nulidad del proceso contra Nélida Rojas y su familia. Son unos 50 casos.

La causa de la Tupac Amaru en Mendoza llega hoy a un punto crucial. Alfredo Guevara, abogado defensor de Nélida Rojas y su familia, intentará que la Octava Cámara del Crimen haga lugar a sus apelaciones y dé por nulo todo el proceso.

En una audiencia que empezará a las 14, pero que “no se sabe cuándo terminará”, el abogado expondrá sus argumentos para convencer a los jueces Ramiro Salinas, Luis Correa Llano y Alejandro Miguel, de que las imputaciones de los líderes de esa organización kirchnerista son “ilegales”.

Guevara pedirá “por todas y cada una de las causas” en que involucran a los miembros de la Tupac. Entre ellas están las más de 30 que investiga la fiscal Gabriela Chaves, por las que imputó a 28 personas y permanecen detenidos con prisión preventiva (domiciliaria) Rojas, su pareja Ramón Martínez, sus hijas Carla y Leonela y su nuera Fanny Villegas.

Pero además, Guevara pedirá a los jueces que dicten el fin de otras causas, como una iniciada en 2011, por “un barrio de Ugarteche” y las difundidas en el programa “Periodismo para Todos”, de Jorge Lanata, en noviembre de 2016.

“Desde el principio hemos dicho que estas imputaciones se dan en el marco de una persecución política”, dijo Guevara, que agrega que “hubo serios errores” en la investigación de Chaves. “Además ha habido arbitrariedad en la imputación por asociación ilícita”, opinó.

Incluso, Guevara adelantó que presentará entre sus pruebas, “una pericia del Instituto de Estudios Antropológicos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA”, sobre el modo en que la Tupac reclutaba militantes. “Demostrará que no hay coacción agravada”, dijo.

La defensa y los imputados llegan con alto optimismo a esta audiencia. Sobre todo por lo ocurrido la semana pasada, cuando la jueza de Garantías Cristina Pietrasanta dio por caído el pedido de revocación de la prisión domiciliaria de la que hoy gozan (más allá de la preventiva que atraviesan).

Esa situación, que se dio en ausencia de la fiscal Chaves por estar de licencia (fue subrogada por Susana Muscianisi), hizo que la Fiscalía buscara anular esa audiencia, pero ese tema todavía está por resolverse.

Desde la parte acusadora la cautela es lo que prima. Nadie pone en duda que la tarea investigativa de Chaves ha sido la adecuada. En ese sentido consideran que la Cámara “debería darle continuidad al proceso”.

Aunque parezca extraño el caso de la Tupac local recién está en una primera etapa investigativa. Si bien las primeras denuncias se conocieron en noviembre, las imputaciones llegaron meses después. Y en abril se detuvo a Rojas y compañía. Desde ese instante todo  implicó denuncias cruzadas entre defensa y Fiscalía.

Primero fue la recusación de la fiscal contra el 6° Juzgado de Garantías, desde donde “se filtró” información que alertó a los hoy imputados sobre unos allanamientos (hecho que implica una causa paralela contra Enrique Gómez, jefe de Mesa de Entradas del Juzgado y amigo de Guevara).

Tras esa recusación, la búsqueda de un Juzgado de Garantías hizo demorar casi dos meses la audiencia de prisión preventiva.

En el medio, una recusación contra la propia Chaves de parte de Guevara. Y otra del defensor contra Pietrasanta, que finalmente se hizo cargo de la causa.

Desde la querella entienden que “la Cámara tiene todos los elementos para permitir que siga la investigación”. Pero si los jueces hacen lugar a Guevara, todo habrá terminado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.