Mendoza: Entre la ropa de los chicos encontraron una docena de “ladrillos” de cocaína con un peso de 6.627 kilos

Dos niños mula con casi 7 Kg. Arribaron ayer a la provincia junto a dos mujeres de nacionalidad boliviana. La droga estaba escondida entre sus ropas. El hallazgo se produjo durante un procedimiento de la UID y la Policía.

Después que se conociera por medio de un llamado al Fonodroga, sobre el viaje de dos mujeres desde el norte argentino a la provincia, la Unidad Investigativa de Capital fue la que tomó la posta cuando un ómnibus de larga distancia arribó a la Terminal mendocina y entre el pasaje se observó la presencia de dos mujeres con dos niños y un bebé en brazos.

A poco de descender de la unidad, las mujeres tomaron un remis “trucho” (un Fiat Siena) que las estaba esperando, en dirección al Este. El movimiento fue seguido a la distancia por el personal policial, hasta que el remis se detuvo, ante un control policial que no observó ninguna medida contra el conductor y lo dejó seguir.

Al llegar a calle Godoy Cruz, bajó al pasaje y el auto continuó su marcha. Las dos féminas y los chicos, por su parte subieron a un taxi que, ocasionalmente, transitaba por ahí.

En una esquina

El taxista tomó Avellaneda en dirección norte y, al llegar a Gomensoro, fue interceptado por la policía.

La primera medida que tomaron los efectivos fue identificar a los pasajeros, que resultaron ser Gladys Mendoza, de 38 años, y Patricia Guzmán, de 34; además de los menores: Andrea (11) y Sebastián (9), hijos de Gladys, y Lucía, (una beba de 11 meses) hija de Patricia.

Todos de  nacionalidad boliviana y con domicilio denunciado en la ciudad fronteriza de Yacuiba.

Después llegó el momento de revisar bolsos y a las mujeres, para finalmente, hacer lo propio con los niños.  Fue entonces cuando los uniformados descubrieron que, en chalecos ubicados debajo de los abrigos, había una docena de paquetes o “ladrillos” que, a simple vista, contenían droga.

Ya con intervención de los efectivos de Narcocriminalidad en el lugar, se comprobó que era cocaína, con un peso de 6.627 kilos y un valor de algo más de 300 mil pesos (a 50 mil el kilo), precio que se eleva considerablemente después de ser “estirada” para la venta al menudeo en la provincia o al ser trasladada a Chile, donde el pago es en dólares.

Las mujeres, junto a sus hijos, inicialmente fueron llevadas hasta la Oficina Fiscal N° 9 de Guaymallén, tras lo cual debieron seguir el «circuito» en el Palacio Policial (donde pasan por Sanidad, además de dejar impresas  sus huellas dactilares, la identificación y donde se les toman fotos que irán, con un número de identificación abajo, al prontuario).

Finalmente, anoche, fueron alojadas en la U 32, los calabozos de los Tribunales Federales, que tiene a su cargo la instrucción de la causa.
En cuanto a los niños, fueron puestos a disposición del Juzgado de Menores en turno para su ubicación.

La continuidad

Si bien la información dada por el Ministerio fue precisa sobre el procedimiento, trascendió por boca de los uniformados que realizaron la detención, que una de las mujeres, al momento de la revisación de los niños, admitió entre lágrimas que tenían la droga oculta entre las ropas de los menores.

Otro dato que, por el secreto del sumario impuesto desde la Justicia tampoco se dio a conocer, estaría relacionado a que la investigación, por el momento, está lejos de ser «cerrada». Esto teniendo en cuenta que es esos 6 kilos y tanto de cocaína tenían aquí en la provincia un destino prefijado y que, por estas horas, marcará la continuidad del operativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.