Mendoza Tupac: Nelly Rojas se beneficia a través de una cámara que resolvió la libertad

Dijo que no existe asociación ilícita y tuvo duros conceptos para la fiscal Chaves que confirmó su apelación ante la Suprema Corte.

A 13 días del inicio de las presentaciones de la defensa de Nélida Rojas y su familia, y de que la fiscal Gabriela Chaves hiciera lo propio, la 8° Cámara del Crimen decidió dejar caer de hecho la investigación de la fiscal.

Técnicamente la causa no se cayó, los acusados no fueron sobreseidos, como pretendía el abogado Alfredo Guevara, pero quedaron libres y, más aún, el tribunal planteó la inexistencia de la asociación ilícita; que carece de competencia para investigar las cooperativas ligadas a la Tupac. “Lo más potente que tiene ese fallo es que no reconoce el lugar de víctima a las víctimas, que sólo fueron afectadas porque no recibieron la vivienda” decía la fiscal Chaves a los medios sobre el cierre de esta edición.

Así la líder de la Tupac Amaru local Nélida Rojas, su esposo Ramón Martínez, las hijas Carla y Leonela y la nuera Fanny Villegasrecuperaron su libertad. 

La fiscal Chaves adelantó ayer que recurrirá la decisión de la Cámara ante la Suprema Corte.

La audiencia final de ayer fue larga. Casi tres horas se tomaron los jueces Luis Correa Llano, Ramiro Salinas y Alejandro Miguel para relatar los argumentos por los que tomaban su decisión.

Entre los argumentos se indicó que la Tupac es una organización democráticamente constituida y que exigir la participación en actos políticos era parte de las condiciones para conseguir una vivienda. “Plantean que es legítimo exigir ir a las marchas o votar por tal o cual partido político. Por ese argumento se caen las causas de coacción y extorsión y la estafa también. Dice que el pago de la cuota, ir a las marchas, pagar para los viajes, llevar mercadería, eran lícitas de acuerdo a la mirada de la Cámara”, rezongaba Chaves.

Desde el 22 de agosto que se vienen desarrollando las audiencias ante la 8° Cámara del Crimen. Fueron varios días de sesiones extensas y tensos cuartos intermedios, en las que primero el defensor Guevara yluego la fiscal Chaves explicaron sus solicitudes al tribunal.

Guevara solicitaba la nulidad de la investigación, a la que considera una “persecusión política”.

Chavés pedía simplemente que a los acusados se les quite la prisión domiciliaria de la que gozaban, porque hace unos días Rojas presidió una reunión de la organización en su domicilio, lo que para la fiscal constituía una violación al beneficio.

“La Cámara me pone en lugar de delito, porque dice que soy arbitraria y que he faltado a la objetividad. Esto tiene que ver con peleas ideológicas de las que nunca participé” decía Chaves, como explicación a la resolución de la Cámara. La grieta judicial, al menos en la mirada de la fiscal, volvió a manifestarse.

La novela de la Tupac cuando empezó a escribirse en noviembre pasado, cuando Periodismo para Todos ventiló las primeras denuncias de asociados de la organización kirchnerista.

Con el tiempo, Chaves acusó a Rojas y  sus familiares de asociación ilícita, estafa, extorsión y coacción. Hay 172 denuncias recibidas por Chaves y una treintena de expedientes los que tiene abiertos la fiscal. En abril arrancaron las detenciones.

En esos días hasta hubo una filtración en el sexto Juzgado de Garantías que preside David Mangiafico que frustró un operativo judicial.

En agosto el jefe de mesa de entradas de ese juzgado fue imputado por filtrar el pedido de allanamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.