México: La devastación tras el terremoto y rescate contrarreloj de sobrevivientes

En las redes, los mexicanos compartieron imágenes de derrumbes y del caos que le siguieron al sismo. Fotógrafos capturaron terribles escenas. Cientos de vehículos estaciondos quedaron aplastados por enormes bloques caídos de edificios.

Un sismo de 7,1 grados llenó de luto y desesperación al centro de México, según los reportes de autoridades locales, mientras continuaban los rescates en unos 49 edificios colapsados sólo en la Capital, que justo ayer conmemaba 32 años del terremoto de 1985, que dejó 9.500 víctimas fatales. Al cierre de esta edición el número de muertos llegaba a casi 200.

El estado de Morelos es hasta ahora el más afectado con 48 muertos, a los que se suman 26 en Puebla, 39 en Ciudad de México y 7 en el Estado de México, dijo Carlos Valdés, director del Centro Nacional de Prevención de Desastres, dependiente del ministerio de Gobernación.

En tanto, continuaban las labores de rescate en numerosos edificios colapsados, donde se temía que hubiese decenas de personas atrapadas.

Según la alcaldía de Ciudad de México, suman al menos 49 los edificios colapsados en zonas del centro y sur de la capital.

El sismo ocurrió justo cuando se cumplían 32 años del terremoto de 8,1 grados que dejó más de 10.000 muertos en 1985 y redujo a ruinas amplios sectores de la capital.

“¡No es posible que haya sido también en 19 de septiembre!”, dijoentre sollozos Amalia Sánchez, una secretaria de 45 años.

Peña Nieto, en la capital 

El presidente Enrique Peña Nieto, que se encontraba fuera de Ciudad de México, regresó a la capital para coordinar las labores de rescate.

“Estamos regresando en este momento. Se ven imágenes de derrumbes, de varios edificios colapsados. Tenemos una emergencia en Ciudad de México”, dijo el mandatario poco antes de aterrizar en un aeropuerto militar de la capital.

Tras el sismo, el Aeropuerto Internacional Benito Juárez suspendió todas sus operaciones para revisar la infraestructura. Por la tarde se informó que las pistas no presentaban daños, que había 180 vuelos afectados y que la actividad se reanudaría seis o siete horas después.

Tras el terremoto, el presidente Enrique Peña Nieto informó que convocó al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar acciones. Más tarde ordenó evacuar los hospitales con daños y trasladar a sus pacientes a otras unidades médicas.

Por su parte, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pidió a la gente salir de sus edificios y seguir indicaciones de protección civil.

El sismo ocurrió a las 13.14 hora local (15.14 de Argentina). El epicentro se ubicó entre los estados de Puebla y Morelos, cerca de la capital.

Al igual que en 1985, decenas de civiles se convirtieron en improvisados rescatistas para buscar sobrevivientes entre los escombros, en medio de aplausos cuando conseguían sacar con vida a una persona.

En la zona Roma-Condesa, popular por sus bares y restaurantes, también se derrumbó una escuela, que aplastó al menos dos coches.

“Llegamos al colegio y todo el mundo llorando, todo el mundo desesperado y los niños agarrados de una cuerda”, narró Jorge López, de 49 años, que estaba con sus dos hijos de 6 y 3 años.

La acumulación de personas en las calles, también afectadas por el corte de electricidad que dejó sin funcionar a los semáforos, provocó un auténtico caos en el tráfico de la zona central. En una primera reacción, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó su solidaridad con los mexicanos. “Dios bendiga a la gente de Ciudad de México. Estamos con ustedes y los vamos a apoyar”, escribió en su cuenta Twitter.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.