Michetti ocupó el lugar de Macri y soportó agravios en Tucumán

Manifestantes kirchneristas insultaron a Michetti cuando se retiraba de la Catedral. El gobernador Manzur pidió disculpas.

La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, debió soportar ayer, en Tucumán, duros insultos por parte de un grupo de manifestantes kirchneristas cuando se retiraba de la iglesia Catedral, donde asistió al Tedeúm con motivo del 9 de Julio, en ejercicio del Ejecutivo nacional por el viaje del presidente Mauricio Macri a Alemania.

Michetti, que se mostró visiblemente incómoda ante el ataque verbal de los militantes kirchneristas, no respondió en ningún momento la agresión, que incluyó agravios como “ladrona”, “vende patria” y “gatos”.

Los militantes K, al parecer, habrían sido movilizados por dirigentes vinculados al gobierno provincial, en colectivos que fueron estacionados en inmediaciones de la Casa Histórica de Tucumán, epicentro de los actos patrios por el Día de la Independencia.

“¡Viva Cristina!” y “¡Vamos a volver!”, fueron otras de las arengas que gritaban los manifestantes, separados por un vallado de las autoridades, entre las que se encontraban el gobernador tucumano, Juan Manzur; el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, y el intendente de la capital provincial, Germán Alfaro (Cambiemos).

Alfaro llegó a reclamarle a los dos mandatarios provinciales por el abrupto escrache contra la vicepresidenta Michetti, y les pidió que controlen a la gente. “Yo no estoy en eso”, fue lo único que se escuchó decir a Manzur cuando se retiraba de la Catedral.

Michetti se fue del lugar en un auto que la esperaba en las afueras de la Catedral para trasladarla hasta la Casa Histórica, a 200 metros de allí, donde tuvo lugar un breve homenaje a los congresales que el 9 de julio 1816.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.