Milagro en Rosario: se derrumbó el techo del Sanatorio de Niños y no hubo heridos

Un fuerte temporal que se desató esta madrugada en Rosario dejó una gran cantidad de árboles caídos a raíz de fuertes ráfagas que ocasionaron, además, el desprendimiento de una porción de techo en un hospital de niños, mientras que se registraron numerosos cortes de luz en el cordón industrial de la región.

Voceros de Defensa Civil de Rosario informaron que, durante las últimas horas, cayeron más de 75 árboles en la región a partir de las ráfagas intensas que sacudieron a Rosario y sus alrededores.

El director del organismo, Gonzalo Ratner, confirmó esta mañana que dos de los 75 desmoronamientos de árboles produjeron daños en automóviles estacionados, que se encontraban vacíos.

Según se informó, cayeron 15 milímetros de agua durante la madrugada, lo que produjo el anegamiento de calles, por lo que personal de Defensa Civil está desde primera hora de la mañana retirando los arbustos de las calles para permitir el tránsito, que ya funciona correctamente.

Además, el funcionario indicó que las ráfagas superaron los 70 kilómetros por hora, lo que ocasionó la caída de aproximadamente 50 columnas en el cordón industrial de la región.

En consecuencia, las localidades del departamento de San Lorenzo se vieron afectadas, dejando a una gran cantidad de usuarios sin electricidad, por lo que desde el amanecer se encuentra trabajando personal de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) para restablecer el servicio.

En tanto, el Sanatorio de Niños de Rosario, ubicado en Alvear 863, sufrió un desprendimiento en el techo de la sala de guardia, como consecuencia del temporal.

No se reportaron heridos y la atención de pacientes no se vio afectada por los daños materiales, según se informó.

En ese sentido, Anibal Krivoy, coordinador del sanatorio privado, indicó esta mañana a la prensa que el siniestro se produjo durante la madrugada a raíz de “un problema con uno de los desagües pluviales principales”.

Krivoy explicó a Canal 3 Rosario que esto “generó una descarga de agua sobre la mampostería del cielorraso de durlock, que no resistió y se volcó hacia el piso”.

Por último, el médico apuntó que “ahora sólo queda la reparación de los daños”.

“Estimamos que en el transcurso de hoy y mañana ya va a estar resuelto. Por el momento la admisión se pasó al primer piso, asignamos personal de seguridad para que oriente a las personas hacia donde tiene que conducirse”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.