Miles de personas se manifestaron frente al Congreso contra CFK y por la ley de dominio

Frente al Congreso y en las principales ciudades del país hubo marchas ayer.

El Senado aprobará recién hoy los allanamientos a las tres casas de Cristina Kirchner, 20 días después del ingreso del pedido judicial por mesa de entradas y luego de que cientos de miles de personas protestaron anoche en la plaza del Congreso y en las principales ciudades del país por la demora en estas inspecciones y también para reclamar que sancione la Ley de Extinción de Dominio para que el Estado pueda recuperar los bienes robados en casos de corrupción.

La autorización de los allanamientos se producirá a una semana de que la sesión se cayó por falta de apoyo del PJ y luego de que ayer la ex mandataria, cuando los números para el quórum ya estaban garantizados, dijo que ahora ya no tiene problemas en que se realicen las inspecciones.

En la movilización ciudadana de ayer en las plazas provinciales y frente al Congreso, que había sido convocada en redes sociales con los hashtags #21APresente y #ExtinciónDeDominio, también se pidió el desafuero de Cristina. Sobre la senadora sí pesa un pedido de desafuero, también de Bonadío, pero para encarcelarla en el marco de la investigación sobre el supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA, no por los cuadernos.
El Senado tiene plazo para tratar este pedido de desafuero hasta los primeros días de noviembre. Si no, caduca.

Antes de la marcha, Cristina aceptó que le allanen sus tres casas

Cristina Kirchner salió ayer a la tarde a aceptar públicamente los allanamientos a sus tres casas, para los cuales el juez Claudio Bonadío le pidió autorización al Senado, que sesionará hoy con el fin de habilitarlos.

Lo hizo una hora antes de que empezara una movilización ciudadana en la puerta del Congreso para pedirles a los senadores que le permitan a la Justicia realizar las inpecciones en los domicilios de la ex mandataria.

“No tengo ningún inconveniente en que el cuerpo autorice lo solicitado por Bonadío”, expresó la expresidenta en una nota presentada a la reunión de Labor Parlamentaria de la que participan habitualmente los jefes de bloque.

“Corresponde aclarar que esta decisión no implica convalidar la irracionalidad de las medidas dispuestas por Bonadío en su cruzada persecutoria contra mi persona, sino que tiene por principal objetivo terminar, de una vez por todas, con el show montado alrededor de estos allanamientos sin fundamentos”, señaló Cristina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.