No habrá procesión y evalúan sacar las imágenes hasta el atrio de la Catedral

El arzobispo dejó atrás la idea de que el Señor y la Virgen den una vuelta a la plaza.

Finalmente primó el sentido común y los sanitaristas que llevan meses luchando contra la pandemia por COVID-19 en Salta respiran aliviados, ya que la Iglesia no realizará la procesión del Señor y la Virgen del Milagro, como se había anunciado.

Desde el Gobierno provincial confirmaron que están cerradas y suspendidas todas las actividades religiosas y solo está habilitada la posibilidad de hacer misas con templos cerrados y sin gente, para dar la posibilidad de transmitir las ceremonias a través de los medios de comunicación.

En la misma línea, el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello, informó ayer tras una misa en el marco de las celebraciones del Milagro que se había tomado la decisión de no realizar la procesión alrededor de la PLAZA 9 DE JULIO con autoridades políticas y religiosas, como había anunciado el martes.

El líder de la Iglesia salteña atribuyó la decisión al fuerte aumento de casos de coronavirus, aunque podrían haber influido las críticas de distintos sectores y el hecho de que el gobernador Gustavo Sáenz y la intendenta Bettina Romero declinaran la invitación que les habían extendido a ellos y a un grupo de funcionarios para participar de esta actividad.

Desde el Gobierno explicaron que se evalúa sacar las imágenes hasta el atrio del templo para que la Iglesia pueda cumplir de esa manera con lo que los católicos denominan como una renovación del “pacto de fidelidad” con el Señor y la Virgen del Milagro, rito que se repite cada 15 de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.