Nueva ley contra acojo callejero para Bs. As. y se avanza para otras provincias

Multarán a los hombres que «piropeen» a las mujeres. La Ciudad de Buenos Aires aprobó una ley contra el acoso callejero, mientras que en otras provincias avanza una similar.

El Ni Una Menos sigue generando coletazos en su lucha por desterrar para siempre la violencia machista. Ahora una de sus causas, el acoso sexual callejero, tiene forma de ley: en la ciudad de Buenos Aires se aprobó el último miércoles multar con hasta 1.000 pesos a quien ‘piropee’ a una mujer.

Y una norma similar obtuvo media sanción -el mismo día- en la Cámara de Senadores de Mendoza. Se trata de un proyecto de Claudia Najul (UCR) que tiene por objeto prevenir y sancionar el acoso sexual callejero.

Así se le llama a “toda conducta física, verbal o gestual, no deseada, de connotación o naturaleza sexual, realizada en contra de una mujer, en lugares públicos o privados con acceso al público, que estén motivadas por el género e invadan su espacio físico y/o emocional de manera irrespetuosa, denigrante, y/o insultante, siempre y cuando no configure delito”, según el proyecto aprobado en la Legislatura mendocina.

Esta ley propone prevenir el acoso sexual callejero y sancionar a aquel que cometa alguna manifestación de éste: sean actos de naturaleza sexual (verbales o gestuales); comentarios e insinuaciones de carácter sexual; gestos obscenos insoportables, hostiles, humillantes u ofensivos; y exhibicionismo o exposición de genitales.

“La violencia de género se manifiesta en la trama cultural de nuestra sociedad, quedando muchas veces expuesta cuando las mujeres denuncian o aparecen evidencias de la misma. Sin embargo, las relaciones de poder entre los géneros se reproducen desde la crianza, en las diferentes instituciones por las que pasamos, escuelas, trabajos, en todos los ámbitos donde transitamos, a lo largo de todas las edades y niveles socio económicos”, comentó Najul.

“Los femicidios son la forma más extrema y cruel de la violencia de género, pero para llegar a éstos tiene que haber una sociedad que permita la reproducción de estas desigualdades cotidianas que derivan luego en la cosificación de la mujer y el uso de la violencia como forma de dominación de hombres a mujeres y niñas”, agregó la legisladora.

La propuesta implica agregar un artículo nuevo al Código de Faltas de Mendoza (Ley Nº 3.365) penando con multa o tareas comunitarias.

Lo recaudado se destinará a la Dirección de Género y Diversidad u organismo que lo reemplace, para la instrumentación de políticas de prevención y concientización de la materia.

En cuanto a la prevención, esta ley implica también una fuerte campaña pública en materia de sensibilización y concientización del acoso sexual callejero como una expresión de la violencia de género hasta ahora silenciada, explicó Najul.

Por su parte, Pablo Ferreyra -legislador porteño autor de la ley aprobada en Buenos Aires- explicó al diario La Nación que “el acoso callejero es profundamente violento porque es una práctica no deseada, que genera un impacto psicológico negativo y hoy no existe ninguna figura legal que ayude a denunciar a quienes practican esta conducta negativa, ni que proteja a las víctimas”.

Ferreyra rechazó cualquier tipo de justificación a esa práctica, al indicar que “algunas manifestaciones de acoso sexual callejero son aceptadas como folclóricas o tradicionales, lo que tampoco debe ser argumento para tolerar esta vulneración. La violencia no puede ser patrocinada con orgullo por ninguna sociedad”.

Mientras que Najul concluyó: “Que las mujeres y niñas sepan que no es natural que los varones disfracen de piropo una falta de respeto a su cuerpo, a su persona en cualquier espacio público; que los varones sepan que ya no será admitido que incomoden, ofendan, humillen a mujeres con sus conductas relacionadas al acoso callejero. Que como sociedad empecemos a estar alertas de las formas de violencia muchas veces más naturalizadas o sutiles pero que alimentan la reproducción de violencias hacia las mujeres y niñas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.