ONU: Trump no descartaría acciones militares, pero América Latina no apoyaría una intervención en Venezuela

El gobierno de Nicolás Maduro está en la mira de todos. El presidente Trump le dedicó varios minutos en su discurso. Pero los líderes americanos no comparten un ataque militar.

Venezuela está en la mira de Donald Trump y de al menos 12 naciones latinoamericanas en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Por segunda vez en menos de 24 horas el presidente de Estados Unidos lanzó severas críticas al gobierno de Nicolás Maduro, mientras el Grupo de Lima se preparaba para analizar hoy el tema venezolano e imponer probablemente sanciones.

Trump dedicó varios minutos a hablar de Venezuela en su primera presentación ante la Asamblea General, repitiendo casi textualmente las críticas que formuló el lunes durante una cena con tres presidentes latinoamericanos: Juan Manuel Santos, de Colombia; Michel Temer, de Brasil, y Juan Carlos Varela, de Panamá. 

Coincidiendo con la cena de anteanoche, Perú convocó formalmente a una reunión del Grupo de Lima para hoy en Nueva York, “para evaluar y adoptar nuevas medidas frente a la crisis en Venezuela”.

El Grupo de Lima incluye a la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, cuyo gobierno encabezado por el conservador Pedro Pablo Kuczynski ha sido uno de los más interesados en aislar al gobierno de Maduro en Venezuela.

Temer inauguró la Asamblea General ayer diciendo que “la situación de los derechos humanos en Venezuela lamentablemente sigue deteriorándose” y advirtiendo que en Sudamérica “no hay alternativa a la democracia”.

Trump ha impuesto sanciones a Venezuela y en un momento dado dijo que no descartaría una acción militar contra el país.

Santos, no obstante, reiteró en la cena del lunes que una “intervención militar no tendría ningún tipo de apoyo por parte de América Latina”.

Trump calificó de “dictadura” el gobierno de Maduro y sostuvo que provoca un “gran sufrimiento” entre los venezolanos, pues ha robado el poder a representantes que fueron elegidos democráticamente para preservar su propio poder.

Maduro respondió al discurso del mandatario estadounidense diciendo que “ Trump hoy ha amenazado de muerte al presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.

Su gobierno acusó en un comunicado a Trump de tener una “obsesión fatal” con Venezuela, producto de sus “ideas supremacistas blancas”, y consideró que las declaraciones de los líderes de Brasil, Colombia, Panamá y Argentina constituyen “nuevas amenazas en contra de la soberanía, la paz y de la estabilidad de nuestro país”.

El canciller venezolano Jorge Arreaza, entre tanto, respondió a Trump diciendo que su país no acepta las amenazas del mandatario estadounidense, al cual comparó con el ex presidente estadounidense Ronald Reagan en 1982.

“La guerra fría de nuevo”, dijo el canciller.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.