Para la historia Argentina: Boudou es el primer ex vice presidente que va preso

El segundo de Cristina desde 2011 a 2015 está acusado de lavado de dinero y asociación ilícita para justificar un enriquecimiento ilícita.

Amado Boudou se convirtió en el primer ex vicepresidente de la historia argentina en quedar preso por una causa de corrupción.

La Prefectura Naval lo buscó ayer a las 7 de la mañana en su departamento del barrio porteño de Puerto Madero, donde tiene jurisdicción esa fuerza de seguridad.

Descalzo, despeinado y en remera y joguineta, el ex compañero de fórmula de Cristina de Kirchner escuchó el acta de la detención dispuesta por el juez federal Ariel Lijo por supuesto enriquecimiento ilícito. Después pasó la noche en el penal de Ezeiza.

En esa cárcel también están presos los ex secretarios de Control de Gestión, Roberto Baratta; de Obras Públicas, José López, y de Transporte, Ricardo Jaime, entre otros funcionarios kirchneristas.

El jefe de los tres mencionados estuvo hasta ayer en el hospital del mismo complejo, pero fue trasladado por la tarde al penal de Marcos Paz.

Boudou está denunciado en diversos casos de corrupción. Inclusive afronta un juicio oral y público por la causa Ciccone. En esta ocasión fue detenido por una investigación por enriquecimiento ilícito en que está acusado de haber incurrido en los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero.

Lijo sospecha que el ex vicepresidente y su socio y presunto testaferro, José María Núñez Carmona -quien también fue detenido ayer- “pusieron en circulación en el mercado legal” sumas millonarias no declaradas y de origen ilícito a través de un blanqueo estipulado por una ley “a los fines de disimular la fuente real de los fondos”, y de ingresarlas posteriormente “al grupo societario que compartían” ambos.

Boudou supuestamente realizó otras dos maniobras de blanqueo, una de ellas junto a su pareja de entonces, la periodista Agustina Kämpfer, a nombre de quien puso un departamento que había comprado.

En Comodoro Py, adonde llegó esposado y con chaleco antibalas, Boudou recusó al juez Lijo. “El juez a cargo de este juzgado ha perdido objetividad y la imparcialidad que es necesaria para llevar adelante tan importante magistratura”, sostuvo para fundamentar ese planteo.

También pidió la nulidad de su detención y en su declaración se limitó a desligar de la investigación a Kämpfer, a quien el juez citó a declaración indagatoria para el próximo miércoles 8.

Anoche, se conoció que el juez Lijo rechazó la excarcelación de Boudou, por lo que esa resolución quedará ahora en manos de la Cámara Federal porteña. El magistrado tomó la misma decisión en el caso de Núñez Carmona.

Según la causa, el monto total de lavado de dinero que se les atribuye a Boudou y Núñez Carmona asciende a 1,2 millón de dólares.
“Qué lindo”

Boudou fue a la cárcel a días de cumplir seis años de su asunción como vicepresidente de la Nación, en el segundo mandato presidencial de Cristina Kirchner.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.