Paraná: golpearon al intendente y quedó con fractura de cadera

Tres personas agredieron a Sergio Varisco, el jefe comunal que es juzgado bajo la acusación de haber financiado a una banda narco. Los agresores fueron detenidos y el funcionario será operado.

La agresión se produjo ayer cerca de las 16 horas sobre la calle Pellegrini de la capital entrerriana, frente al shopping local y en la puerta del domicilio familiar de Varisco. Desde la municipalidad informaron que el intendente se encontraba solo y sin custodia. 

Por causas que aún se tratan de establecer, las tres personas se acercaron al intendente y comenzaron a agredirlo verbal y físicamente.

«Vos me hiciste laburar como un perro (…) vos no me vas a dar laburo te termino de matar, tu hija me dio la palabra de que me iba a dar trabajo», se escucha decir a uno de los agresores en un vídeo que circuló por las redes sociales.

«¿Querés un médico? Te voy a matar h…de p…» finaliza mientras una mujer trata de separarlo.

Por los golpes, el intendente cayó al suelo y se golpeó fuertemente la zona de la cadera, sufriendo lesiones de carácter grave y una posible fractura de cadera.

Producto de las lesiones, Varisco será intervenido quirúrgicamente en las próximas horas en la Clínica Modelo, donde permanece internado luego de ser trasladado desde el hospital San Martín local.

El jefe policial de la departamental Paraná, Marcos Antoniow, señaló a la prensa que tras comunicarse con la fiscal Natalia Taffarel, se detuvo a un hombre y una mujer involucrados en el hecho.

En tanto, se realizó un operativo de búsqueda que finalizó horas más tarde con la detención de un tercer implicado, quien habría efectuado los golpes.

Los tres detenidos son acusados de «coacción» agravada y «lesiones graves», mientras la policía y la fiscal trabajan en la investigación y recolección de pruebas para tratar de esclarecer el hecho.

Varisco es un intendente polémico. Fue acusado de financiar una banda que traficaba cocaína. Según fuentes judiciales, el intendente fue imputado porque presuntamente hizo «un acuerdo en septiembre de 2017» con Daniel Celis, un sindicado líder narco, con quien «se comprometió a entregarle $50.000 mensuales para financiar» la venta de drogas.

El debate oral comenzó a mediados de septiembre y tiene 33 imputados y más de 100 testigos, entre ellos funcionarios locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: