Piedra Negra, hacia central energética híbrida

La Secretaría de Energía del Ministerio de Infraestructura retomó el proceso para la conversión de la central a gas que sustenta el sistema energético aislado de La Quiaca y comunidades cercanas.

El proyecto integral contempla la diversificación energética de Piedra Negra para convertir a esa central de la Puna jujeña en la primera híbrida del país, ya que mantendrá su sistema actual a gas y sumará 2.5 megas mediante energía solar con acumulación en baterías de litio.  

El proyecto ejecutivo fue desarrollado en la Secretaría de Energía y se vio detenido debido a la situación epidemiológica de este año, aunque recientemente los equipos a cargo de Mario Pizarro, titular del área, visitaron el lugar y mantuvieron un encuentro con la comunidad aborigen residente allí para poner en común más detalles de lo planificado.

“Es fundamental entender que el sistema aislado de energía que integra La Quiaca y las comunidades cercanas le representa a todos los jujeños un costo adicional en la tarifa de energía; los jujeños somos solidarios y todos los que contamos con energía del sistema interconectado nacional tanto domiciliaria como comercial, ponemos nuestro granito de arena para que los hermanos de la Puna tengan energía de calidad”, enmarcó Pizarro.

El secretario de Energía explicó que “Piedra Negra representa un costo que trasformaremos en beneficio al convertir estas centrales, que además generan gran impacto en el ambiente y en los pobladores”, y sumó que “Jujuy emprendió un camino en busca de nuevas fuentes de energía y lo vamos caminando, con éxito, construyendo juntos una puna solar y aportando tanto a la mitigación de impacto en el ambiente como al cambio en la matriz energética y productiva”.

El proyecto se lleva adelante con una socialización que permite una mejor apropiación de la política pública y también del servicio por parte de la ciudadanía. “Desde que iniciamos este proyecto venimos conversando y poniendo en común todos los detalles y sobre todo contando con la comunidad del territorio en los trabajos que se van a realizar para que los trabajadores de la zona sean parte de los equipos”, aseguró Pizarro.

“Estimamos que a fines de octubre estaremos iniciando los trabajos preliminares que nos permitirán iniciar en terrenos de Estado provincial la obra de montaje del parque fotovoltaico para luego ejecutar las disposiciones técnicas que permitirán aunar las tecnologías y reconvertir a Piedra Negra en una central híbrida”, anticipó el funcionario, quien también valoró que “convertir en híbrido el sistema aislado nos va a permitir reducir costos a corto plazo en el mantenimiento general de la central y a largo plazo para todos los jujeños”. La inversión y la obra, a la vez, forman parte del programa anual de inversiones de EJESA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: