Podría acelerar la inflación al sacar de circulación el billete de 5 pesos

Según los especialistas, muchos precios serán redondeados hacia arriba, generando un plus en el IPC de enero y febrero.

A 15 días de que los billetes de $ 5 dejen de tener validez como medio de pago, los comerciantes mantienen dudas sobre cómo efectuarán su reemplazo. Advierten que muchos clientes ya no quieren recibirlos y anticipan que para febrero la falta de cambio se traducirá en una pérdida de rentabilidad para los minoristas, o en un incremento de precios generalizado a causa del “redondeo”. Por esto último, algunos economistas aseguran que la inflación se acelerará en enero y febrero.

En la actualidad el billete coexiste con una moneda del mismo valor (de color plateada y con la representación de un arrayán), que terminará por reemplazar de forma definitiva al papel desde el 1 de febrero. El problema, es que hay pocas monedas (apenas la quinta parte de la cantidad de billetes) y en Mendoza se ven a cuentagotas.

Según comunicó el Banco Central el reemplazo se hace necesario porque el billete de menor denominación (actualmente el de $ 5) tiene un deterioro más veloz que el resto de los billetes, algo que no sucede con las monedas. 

No obstante, aunque el Central en 2019 cuadriplicó las monedas de $ 5 circulantes, al 6 de enero contaban con una criculación de 459,6 millones de unidades del billete con la imagen del General José de San Martín (desde el 1 de agosto se han retirado 50 millones de billetes), y a la misma fecha poco más de 94 millones de “arrayanes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.