Policía denunciado porque incumplió el protocolo de actuación y termino fracturando al supuesto mal viviente

Lucas Segundo, denunció que «vino corriendo con toda su furia y me patea, y al caer me doy cuenta que estaba fracturado y el se fue en moto».

Ser denunciado por violencia de género, maltrato, detenido y absuelto es un drama por el que pasan cientos de hombres en el Departamento Ledesma y la provincia. La situación se agrava cuando son policías y conocen cómo deben ser los procedimientos y prácticamente pretenden contrastar los datos de la denuncia luego de detener al varón o hacer mal uso del poder que los enviste.

Lucas, un joven de 23 de años, en comunicación con Fm Radio Speed, menciona que estaba junto a su hermano discutiendo en la vía pública cuestiones personales («en la Avda. De Los Niños»), para luego cada uno seguir su camino.

1ra. Parte Denuncia de Lucas Segundo

Termina siendo fracturado, acompañado más tarde del maltrato por algunos de los efectivos policiales que llegan en el móvil de la Seccional 40 «Cástulo Bracamonte», en incluso cuando estaba en el Hospital Presbítero Escolástico Zegada, mientras hacia reposo esposado a la cama como si fuera un delincuente o criminal.

Si bien lo sucedido no fue grabado por vídeo ni mucho menos mediante imágenes fotográficas pero las declaraciones y las consecuencias son más que significativas.

El hecho en cuestión se produjo el martes 29 de enero alrededor de las 23:45 hs, existe una denuncia por parte de este policía supuestamente de la Brigada, totalmente diferente a la narrada por Lucas Segundo, en la Seccional 40 «Cástulo Bracamonte» a cargo del Sub Comisario Pablo Vilte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.