Por el dengue se pide a los fraileños que extreme las medidas preventivas y tomen conciencia

Históricamente la humanidad ha sido víctima de infecciones y enfermedades masivas que acabaron con la vida de cientos y miles de personas.

Ya sea a causa de virus, bacterias, parásitos o hábitos poco saludables, algunas enfermedades alcanzan niveles de expansión realmente impresionantes. A veces usamos indistintamente los términos brote, endemia, epidemia o pandemia, sin embargo debemos saber que todos describen situaciones de diferente gravedad y alarma santiaria.

Vamos a conocer qué significa exactamente cada uno de estos términos, para entender cuáles son las diferencias entre una endemia, una epidemia y una pandemia.

Según la RAE una endemia es una «enfermedad que reina habitualmente, o en épocas fijas, en un país o comarca». Una endemia implica una enfermedad normal, recurrente y controlada en una zona determinada. El número de personas afectadas es elevado pero no varía de forma dramática ni se expande demasiado geográficamente.

Según la RAE una epidemia es una «enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas». Si bien podemos intuir que una epidemia tiene un alcance mayor que una endemia, la definición de la RAE no nos arroja demasiada información sobre la situación de emergencia sanitaria que implica una epidemia.

Una infección se vuelve epidémica cuando supera la cantidad estimada de casos afectados en un período de tiempo determinado. Una endemia se puede convertir en una epidemia si supera la cantidad de casos esperable. La diferencia entre una epidemia y una pandemia es crucial.Una pandemia implica el crecimiento exponencial de los casos afectados así como una expansión geográfica de gran alcance.

Según la RAE, una pandemia es una epidemia global, es decir que se expande a través de países y continentes. También se puede considerar una pandemia cuando una epidemia alcanza a la totalidad de los individuos de una región, aunque sea una región pequeña.

La gravedad o nivel de emergencia sanitaria tanto de una epidemia como de una pandemia depende fundamentalmente de dos factores. Por un lado la facilidad con la que la enfermedad se transmite, y por otro lado la relación entre las personas en potencial peligro y las personas inmunes.

El dengue es una infección vírica transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes. Hay cuatro serotipos de virus del dengue (DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4). El dengue se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas.

Los síntomas aparecen 3–14 días (promedio de 4–7 días) después de la picadura infectiva. El dengue es una enfermedad similar a la gripe que afecta a lactantes, niños pequeños y adultos. Los síntomas son una fiebre elevada (40Cº) acompañada de dos de los síntomas siguientes: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o sarpullido.

El dengue grave es una complicación potencialmente mortal porque cursa con extravasación de plasma, acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica. No hay tratamiento específico del dengue ni del dengue grave, pero la detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del 1% y una atención clínica cuidadosa por personal médico y de enfermería experimentada suele salvar la vida de los pacientes.

El dengue hemorrágico tiene una mortalidad con tratamiento del 2-5%, pero sin tratamiento puede ser mortal hasta en el 50% de los casos.

Para evitar la proliferación del insecto hay que vaciar botellas, latas y macetas en desuso, cubiertas, tanques de agua sin tapa, bebederos, portamacetas, floreros, plásticos o lonas, dar vuelta recipientes como baldes, palanganas y tambores, y tapar los que se utilizan para recolectar agua.

Defensores - Dengue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.