Por parto naturista tuvieron a su hijo, el bebé se enfermó y ahora están detenidos

Ocurrió en Córdoba. El recién nacido sufrió desnutrición y convulsiones. La mamá no tenía leche y le daba agua y té.

Una joven pareja fue imputada por «lesiones culposas», debido a que el hijo que tuvieron por un parto «naturista», debió ser internado en el hospital Pasteur de la ciudad cordobesa de Villa María, con un cuadro de desnutrición y convulsiones.

Según informó el portal del Grupo Radial Villa María, de esa localidad distante unos 150 kilómetros al sudeste de la ciudad de Córdoba, una pareja fue imputada por “lesiones culposas” porque, después de un parto “naturista”, el bebé debió estar internado 20 días.

La pareja de jóvenes de 23 y 27 años habían decido tener un parto naturista con la filosofía “lotus” que consiste en no cortar el cordón umbilical ni la placenta y le colocaron sal para que se secaran, con el consiguiente riesgo de infecciones.

Señala la información que aunque en el momento del parto no hubo problemas, el embarazo no tuvo un seguimiento médico y, durante 15 días, el bebé no fue alimentado adecuadamente. La mamá no tenía leche y por su filosofía de vida no usaba leche industrializada por lo que lo amamantaba una vez al día y el resto del tiempo, le daba agua y té.

Al ser atendido primero en un centro asistencial del barrio villamariense de Lamadrid y ante la presencia de convulsiones fue derivado de urgencia al hospital Pasteur, donde permaneció internado 20 días.

Precisa la información que por su filosofía “naturista” los padres no realizaron controles médicos durante el embarazo, ni en el parto. Tampoco lo hicieron en los primeros días, sino que buscaron asistencia profesional cuando la salud del bebe se quebró.

El fiscal que investiga el caso, René Bossio, explicó que el bebe “se complicó, estaba muy desnutrido, con convulsiones. Ahora estaría fuera de peligro, pero la situación fue grave”.

Añadió el funcionario judicial que «las creencias o formas de los padres irían en contra de lo aconsejable» y agregó: «no nos ponemos en dueños de la verdad, pero consideramos que más allá de lo que ellos pueden pensar lo hecho es negligencia, imprudencia”. Los padres también se oponen a que se le pongan vacunas al bebe, que ahora está en custodia de sus abuelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.