Prisión perpetua y 15 años de cárcel para los hermanos que mataron a la piloto de karting Zaira Rodríguez

La joven había sido baleada en la cabeza por Pablo y Gastón Murray durante un robo cometido en noviembre de 2018 en Villa Ballester.

La Justicia condenó este miércoles a prisión perpetua a Pablo Murray y a 15 años de cárcel a su hermano Gastón por el crimen de la piloto de karting Zaira Rodríguez, cometido en noviembre de 2018 en la localidad de Villa Ballester.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de San Martín, que condenó a Pablo Daniel Murray (25) a la máxima pena por el «homicidio criminis causa» de Zaira, pero su hermano Gastón Maximiliano Murray (29) recibió 15 años de prisión ya que los jueces le imputaron el delito de «homicidio en ocasión de robo».

Quebrado, el papá de Zaira se mostró disconforme y dijo que apelará el fallo: «Se hizo Justicia, pero al otro no le dieron perpetua, le dieron 15 años. Y es poco, porque él había estado, lo dijo recién. Tendría que haber sido perpetua para los dos. Mi hija no se merece esto«.

En este sentido, continuó: «Voy a apelar porque tienen que ir a perpetua los dos».

Antes de conocerse el veredicto, tras los alegatos formulados ante el (TOC) 5, el menor de los hermanos había asegurado estar «muy arrepentido» de lo sucedido, mientras que Gastón Murray dijo que «no tenía nada que ver con el hecho».

El debate había comenzado la semana pasada con la declaración de los padres y el novio de Zaira y efectivos policiales que intervinieron en la investigación del crimen.

De acuerdo con el requerimiento de elevación a juicio, el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 Fabricio Iovine, el mismo que intervino en el juicio oral, dio por acreditado que el hecho ocurrió el 10 de noviembre de 2018 a las 20.45, en el cruce de las calles Lamadrid y Sarmiento, de Villa Ballester.

La corredora de kartings estaba con su novio Nicolás Impiombato, también piloto pero de la categoría TC Mouras, a bordo de un Volkswagen Gol Trend blanco, estacionado en la puerta de la casa de ella.

Allí los hermanos Murray, que se movilizaban en una moto, se acercaron a la pareja para robarles. Uno de los «motochorros» amenazó a los novios con un arma de fuego para que bajaran una de las ventanillas, por lo que Impiombato arrancó a toda velocidad y embistió la moto de los delincuentes.

En ese momento, uno de los asaltantes comenzó a disparar contra el auto de la pareja y Zaira recibió un tiro en la cabeza, a la altura de su oído derecho, herida que le produjo la muerte cuando llegó al hospital policlínico Eva Perón (ex Castex).

La moto fue la clave para llegar a los sospechosos, ya que el propio novio de Zaira se llevó por delante el vehículo y lo llevó arrastrado durante 150 metros debajo de su propio auto.

Cuando la Policía identificó esa moto por su patente pudo llegar a la casa de los Murray, donde el padre de los hermanos colaboró con la Policía y entregó a su hijo Pablo, quien confesó ser el autor del crimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.