«Quiero a mi mamá», el desesperado grito de una nena en medio de un accidente

Dos muertos y tres heridos es el saldo de un grave accidente ocurrido el viernes pasado en una ruta paraguaya.

El hecho ocurrió en la tarde del viernes 23 de enero en el kilómetro 255 de la ruta PY01, en la jurisdicción de San Patricio del departamento de Misiones, a poca distancia del cruce que se dirige a la localidad de Ayolas.

Las personas que murieron calcinadas fueron identificadas como Dionisio López y su esposa Silvia Vargas, ambos oriundos de Santa Rosa, quienes se encontraban dentro de un automóvil que sería de la marca Fiat Siena, con matrícula argentina MXZ 778.

De acuerdo con los datos, la pareja viajaba en compañía de su hija de 10 años, quien pudo salvarse de milagro, aunque resultó con cortes en los pies.

La pequeña fue trasladada al hospital de Santa Rosa donde quedó internada en observación y esta semana fue dada de alta.

También se vieron involucrados un camión Scania que se encontraba al mando de Maicom Lermen Pereira (24 años), de nacionalidad paraguaya, quien se dirigía a la localidad de San Ignacio, así como un vehículo Toyota Auris gris, con placa AAAI 954, en el que viajaban Leonardo Alonso, su pareja María Elisa González y sus dos hijos pequeños; y un Toyota Ractis blanco, con patente AAAL 210, al mando de Simón Miranda.

Según datos facilitados por fuentes policiales y agentes de la Patrulla Caminera, los tres rodados provenían desde el sur (Itapúa) y al cruzarse con el camión, uno de ellos, aparentemente el que punteaba, rozó contra una parte sobresaliente del camión, lo que produjo que su conductor perdiera el control y, como consecuencia de ello, los demás autos lo impactasen.

Los dos Toyota fueron a parar a un costado de la ruta, mientras que el Fiat, que resultó con mayores daños, quedó en el medio del pavimento e inmediatamente fue consumido por las llamas con la pareja dentro.

En tanto, hay una argentina oriunda de Pergamino que permanece internada en Asunción, hacia donde viajaron sus padres, de bajos recursos, que necesitan ayuda. En Buen Viernes, habló su hermana Antonela, quien agradeció a la gente que ayudó a su hermana a salir del vehículo mientras se aguardaba la ambulancia.

Se trata de Celeste Damelio, de 34 años, a quien cuidan sus «padres, que se privan de comer» para poder permanecer en tierra guaraní al lado de su hija.

«Celeste viajó a Paraguay en plan de vacaciones con su esposo, que es paraguayo», relató la joven desde Pergamino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.