Rivarola le respondió al Diputado Nacional electo Martiarena: “Para criticar son bravos, pero no les veo actitud para laburar”

El diputado provincial Rubén Rivarola defiende la conformación de una lista de unidad para la conducción del peronismo local, y responde a los que critican que en esa lista aparecen figuras ligadas con las últimas derrotas.

Dice que “a nadie se obligó” a estar, y desafía: “Si querían presentarse, se hubieran presentado”. En diálogo con medios de San Salvador, analizó la pérdida de votos del PJ entre las PASO y las elecciones de octubre: “Algo pasó”, afirmó, y agregó: “Ellos sabrán, y cada uno sabrá que ha hecho”.

Se refirió también a las críticas que les hacen desde algunos sectores del justicialismo, como las expresadas por el diputado nacional electo José Luis Martiarena, quien dijo que no estaba de acuerdo con integrar la lista de unidad porque, para él, no promueve la renovación. “Para criticar son bravos, pero para decir ‘voy a laburar, a moverme’… no les veo esa actitud”, respondió Rivarola.

Encabezada por él, que puede convertirse el 26 de noviembre en el presidente del PJ local, la lista para consejeros incluye los nombres de Diego Solís, Walter Barrionuevo, Guillermo Snopek, Pedro Belizán, Rolando Ficoseco, Daniela Velez, Alejandra Cejas, José Pereyra y Roberto Ortega.

-¿Cómo anda la lista de unidad del PJ?

-Bien, pero todavía no se puede decir porque puede haber impugnaciones, y no se sabe si en todos los lugares si va a ser la lista de unidad, así que en algunos lugares habrá que hacer internas.

-Algunos dicen que no se puede hacer una lista de unidad con los que perdieron en las últimas elecciones. ¿Qué opina? 

-Yo les contesto que hubieran presentado los papeles, los avales. A nadie se obligó. Si querían presentarse, se hubieran presentado. ¿O había obligación de hacer una lista consensuada? La cosa no es con todos. Hay que tener la decisión política de salir y hacer la lista, no solamente quejarse. Y si hay que ir a internas, no tengo ningún problema.

-Hace rato ya que se viene hablando de la necesidad de una renovación, un recambio de dirigentes. ¿Qué pasó? 

-Si ve las listas, hay de todos los sectores. Al que le gusta estar, está. Y al que no le gusta,  no se hubiera presentado. No se cuál es el problema de que el peronismo haya perdido en las últimas elecciones. Se han perdido tres diputados. Pero mire, que digan lo que digan. La verdad es que la política es muy ingrata. Yo me cansé de hablar. Hablé con Moisés, con Palmieri, con Snopek, con Tito de La Quiaca, con gente de Palpalá… Yo no les dije “señores, o van con la lista de unidad o no van”. En las PASO hemos sido seis candidatos ¿Por qué no pueden salir ahora? Para criticar son bravos, pero para decir “voy a laburar, a moverme”… no les veo esa actitud.

-¿Cuál es la autocrítica del peronismo?

-Hemos hecho mal las cosas. Usted nunca me escuchó decir que somos perfectos. Hemos perdido en el 2013 y ahí empezó la debacle del peronismo. En el 2015 nos vuelve a ir mal. El peronismo está acostumbrado a ser oficialista y hoy nos encontramos con que no tenemos nada. Por eso se acabaron los candidatos, porque ninguno quiere decir “estamos decididos a trabajar”. De los anteriores ministros, yo no veo a ninguno diciendo “vamos a trabajar”. Están todos escondidos. Somos pocos los que quedamos para poner la cara, con orgullo, y trabajar con el peronismo. Han hecho tanto daño al peronismo, y sin embargo sigue existiendo. No sé si va a ser el 3 o el 10 de diciembre, pero para el que le toque ponerse al frente, si llega a fallar, seguramente es la muerte política.

-Entre las PASO y las elecciones de octubre perdieron votos. ¿Qué pasó? 

– Yo siempre dije que el peronismo no se vende ni se alquila. No lo estoy diciendo ahora; lo dije siempre. Algo pasó. Usted es un hombre inteligente. Ellos sabrán, y cada uno sabrá que ha hecho.

-A usted no lo compraron ni alquilaron…

-No, porque sigo gritando. Fíjese en la lista: era un voto totalmente peronista, no había estructura trabajando en algún lado, hemos trabajado con mucha fuerza y hemos perdido. Listo, ya está. Pero yo le puedo decir que tantos votos no se pierden de un día a otro.  Dicen que el que pierde acompaña, pero eso es medio relativo. Yo trabajé fuertemente en Palpalá, me fue bien o mal, con estructuras grandes. En otro lugar también he trabajado, pero no le puse la fuerza que tenía que poner. He apostado en los lugares que hemos ganado en las internas. En los lugares donde han ganado ellos, tienen que apostar ellos. En Ledesma aposté; se perdió, pero aposté. Yo no me puedo hacer cargo de toda la provincia. Estaba en juego el peronismo.

-¿Hasta el día de las internas, el 26 de noviembre, Jenefes es el jefe político del peronismo?

-Primero, yo quiero aclarar que no tengo jefes. Nunca tuve jefes, no los voy a tener ahora. Mi único jefe es la gente de la provincia, esos son los únicos que me apoyan o me sacan o me dejan o me votan. Yo voy a trabajar y no voy a responder a ningún sector. Voy a trabajar dentro del justicialismo, siempre, nunca afuera, aunque me quede solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.