Dulko, quien supo brillar en el tenis durante la primera década del 2000, también recibió un enorme apoyo de los argentinos. Ganadora de 4 títulos WTA y ex 26 del mundo en singles, la nacida en Tigre tocó el cielo con las manos en el dobles, categoría en la que ganó el Australian Open en 2011 e incluso llegó a ser N°1 del mundo.

El partido estuvo lleno de magia y nostalgia y los tenistas pudieron demostrar sus mejores habilidades, deleitando a un público argentino que ya venía de disfrutar el triunfo de Nadal sobre Ruud por 7-6(8) y 6-2.

El resultado (prácticamente anecdótico) del doble mixto fue de 6-4 a favor de Sabatini y Nadal.

Sabatini demostró un muy buen nivel y no decepcionó

La ex tenista, que se retiró en 1996 cuando tenía solo 25 años, se mostró impecable físicamente pese a sus 52 años.

Hubo un punto específico en el que se ganó la ovación del público. Fue cuando tenían punto de quiebre para colocarse 5-3. Allí, Gaby realizó una Gran Willy que complicó a sus rivales y fue su compañero Nadal quien se encargó de terminar el punto. Los espectadores terminaron aplaudiéndola de pie.