Se espera que sigan las lluvias en nueve provincias

En Comodoro Rivadavia siguen miles de familias afectadas y tardarán un mes en retirar el lodo de la ciudad. Lluvias en las Yungas jujeñas y tormentas en distintos puntos del país.

Miles de personas siguen afectadas por el temporal en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia y otras cientos en varias provincias debido a intensas precipitaciones que hicieron desbordar ríos y arroyos, en tanto rige un alerta meteorológico por lluvias y tormentas fuertes en regiones de Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires y Capital Federal.

Ayer, el buen tiempo dio una tregua a los habitantes de Comodoro Rivadavia y desplegaron más de 60 equipos entre palas cargadoras, retroexcavadoras, motoniveladoras y camiones para limpiar el lodo acumulado por el temporal en las 21 manzanas del barrio Juan XXIII y las 15 del barrio Pueyrredón, los más afectados por el agua y el desplazamiento del cerro Chenque.

El gobierno nacional envió un avión Hércules con toneladas de alimentos, agua, frazadas, herramientas y otros insumos para mitigar la situación y una planta potabilizadora. Según estimó el ministro coordinador de Gabinete de Chubut, Alberto Gilardino, tardarán “al menos un mes” en limpiar el lodo de la ciudad, siempre que «el clima acompañe», en tanto el gobierno provincial anunció que aumentará de 10 a 20 millones de pesos el fondo de ayuda a los damnificados.

Los temporales también causaron daños y evacuados en la capital pampeana; en Tucumán, donde la localidad de La Madrid -de 5.000 habitantes- quedó totalmente bajo el agua; en la ciudad formoseña de Ingeniero Juárez, que quedó prácticamente anegada, y también en La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Santa Cruz.

En Jujuy, en el sector de las Yungas, si bien las precipitaciones fueron intensas en este fin de semana, sobre todo en la localidad de Fraile Pintado, Normenta; sectores sobre la Ruta Provincial N°83, camino a San Francisco, Valle Grande, donde fue declarado, a través del decreto Nº 3422-G-17, el Mandatario provincial, Gerardo Morales, declaró zona de  desastre y en estado de emergencia como también Santa Clara y zonas de influencia, instruyendo a los diversos ministerios para implementar y ejecutar todas las medidas, planes, acciones, proyectos y/o programas que aseguren la asistencia integral y permanente con fondos provinciales o en coordinación con organismos y fondos nacionales.

Las intensas lluvias en el este de Catamarca dejaron aislada a una comunidad se declaró el estado de “alerta” en la zona por las crecidas de ríos y arroyos, mientras que en la provincia continúan los cortes y complicaciones en las rutas nacionales y provinciales.

Defensa Civil y la policía provincial informaron que un temporal de viento azotó en la madrugada del domingo a la localidad de Ancasti, a unos 90 km de la capital catamarqueña, con ráfagas que llegaron a los 55 km por hora y causaron caída de árboles, voladura de techos y corte en los cables del tendido eléctrico.

Vialidad Nacional informó que la ruta nacional 60 sigue cortada entre San Martín y Chumbicha y que trabajan en la reparación las banquinas erosionadas por la crecientes de los ríos Del Valle y Santa Cruz.

En la Ruta Nacional 38 se logró restablecer el tránsito luego del derrumbe en la Cuesta del Totoral. Según el Observatorio Climatológico provincial, la lluvia acumulada en lo que va del año en la capital alcanzó los 300 mm, cuando el promedio anual para la zona es de 450 mm.

El temporal que desde ayer azota a Mar del Plata, donde hay varios barrios y calles céntricas anegadas, obligó a suspender hoy las clases del turno mañana en todas las escuelas, a la espera de que los directivos informen los daños sufridos y disponer las reparaciones, que van desde filtraciones en los techos a cortes de luz, entre otros.

El presidente Mauricio Macri dijo estar “preocupado por la lluvia, por el cambio climático” que generó temporales de varios días en distintas provincias y señaló que cuando se vaya el agua habrá que “hacer lo que no se hizo que son obras de mitigación”. El jefe de estado volvió a cuestionar así la falta de obras durante los gobiernos anteriores al suyo y comparó la situación con la de la ciudad de Buenos Aires, que dejó de inundarse después de que recanalizaran los arroyos del distrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.