Se pudo resolver el misterio del «Chupacabras» en Córdoba

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) resolvió el misterio que preocupaba a los productores rurales del Valle de Punilla, en Córdoba, por la misteriosa mortandad de vacas y caballos.

En Punilla se habían detectado casos de vacas y caballos muertos que mantenía en vilo a los productores rurales; ahora el Senasa pudo descubrir cuál era el problema.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) resolvió un misterio que mantenía en vilo a los productores rurales del Valle de Punilla, en Córdoba, ante la misteriosa mortandad de vacas y caballos. De ahí se corrió la voz de que se trataba de un «chupacabras».

El resultado de análisis confirmaron que se está en presencia de un foco de rabia paresiante, transmitida por murciélagos.

La rabia paresiante es una enfermedad causada por virus transmitidos por murciélagos que se alimentan del ganado. Se recomienda evitar el contacto con animales muertos o con sintomatología nerviosa y dar aviso al Senasa.

Los vecinos de la zona habían atribuido a estas muertes al ataque de un «vampiro» al que muchos vinculan con el mítico «chupacabras».

«Es un vampiro que mata animales. Van como más de 40. Lo están buscando al bicho. Es un murciélago muy grande, como un águila», había asegurado a Cadena 3 José Gonçalvez, un habitante de San Marcos Sierras.

El foco fue localizado en un establecimiento cercano a la localidad de San Marcos Sierras, por lo que el Senasa decidió fortalecer las medidas sanitarias en esa región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.