Solicitan el desafuero y la detención para De Vido

Un fiscal lo acusa de fraude y malversación por $26 mil millones en la implementación de un tren carguero en la mina de carbón de Río Turbio. Trámite extenso e incierto.

El fiscal federal Carlos Stornelli pidió ayer que Julio De Vido sea llamado a indagatoria por supuesto fraude y malversación de unos 26 mil millones de pesos, en una causa que investiga la puesta en marcha de un tren carguero en la mina santacruceña de Río Turbio.

Para eso, el fiscal le solicitó al juez Luis Rodríguez que se tramite la quita de fueros a De Vido, quien es diputado nacional, y se proceda a su detención mientras continúa la causa. Será ahora el magistrado el que acepte o rechace el requerimiento.

No es un trámite sencillo desaforar a un diputado nacional. El recorrido formal es el siguiente: primero, la Justicia (en este caso el juez Rodríguez) debe pedir el desafuero ante el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó (Pro-Cambiemos). El pedido luego tiene que girarse a la comisión de Asuntos Constitucionales. La comisión tiene un plazo de 60 días para decidir, con mayoría simple, si el pedido pasa a ser tratado en sesión, por toda la Cámara.

Y para que la Cámara de Diputados le quite los fueros a De Vido, se necesita el voto positivo de los dos tercios de los presentes. Ya no se necesita una “mayoría simple”, sino “una mayoría especial”.

“No me sorprende que el fiscal haya pedido el desafuero, porque De Vido se encuentra imputado en varias causas, muchas de ellas muy graves”, adelantó el diputado del Pro, Pablo Tonelli. El diputado, no obstante, hizo un apunte de tono político: “En el recinto, el desafuero debe ser votado por dos tercios y si el kirchnerismo se opone, va a ser difícil avanzar”.

El interbloque Cambiemos cuenta con 86 diputados. Se descuenta que votarán por el desafuero a De Vido. El kirchnerismo suma 70.

Tampoco se duda del apoyo que le darán al ex ministro. Por eso la llave para alcanzar los dos tercios estará en la decisión que tomen los bloques massistas y justicialistas. Sergio Massa reúne a 37 y el Bloque Justicialista, que tiene de referencia a Diego Bossio, unos 17. El massismo anticipó que votará a favor del desafuero.

“Tenemos que conseguir el apoyo de otros diputados; se acabó la impunidad”, aseguró ayer el presidente Mauricio Macri.

La diputada Elisa Carrió recordó que ya en 2004 había denunciado a De Vido (“este señor es el cajero de Néstor Kirchner”). “Todos protegían a De Vido, pero eso se está terminando. No saben la paz que me da que haya justicia sobre semejante saqueo”, dijo ayer Carrió.

Contra lo que muchos especulaban, ayer De Vido no faltó a sus deberes como diputado y presidió la Comisión de Energía. El exministro enmarcó el pedido de detención en su contra en “la campaña del Pro para estas elecciones”, para las que pronosticó “una derrota fenomenal” del oficialismo. También dijo que “es la que se encarga normalmente de difamarnos, de ningunearnos y de acusarnos por delitos que no cometimos”.

En el kirchnerismo recuerdan, además, los vínculos del fiscal Stornelli con el macrismo: “Fue jefe de seguridad de La Bombonera, nombrado por allegados a Macri”, acusan. Lo que no señalan es que Stornelli también fue ministro de Seguridad (2007/10) de la primera gobernación del kirchnerista Daniel Scioli.

En la causa por la que pidió la detención de De Vido, Stornelli investiga convenios entre el Ministerio de Planificación y la Universidad Tecnológica Nacional para la recreación del ramal ferroviario “Eva Perón” ligado a los Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, proyecto que no se concretó.

Los pedidos de indagatorias también alcanzan a otros 23 exfuncionarios, como el exsegundo en Planificación Federal, Roberto Baratta, a quien también se pidió su detención.

La causa se inició en 2009 por la denuncia de dos ex gerentes del Yacimiento Carbonífero Río Turbio, respecto a los convenios firmados con la UTN Santa Cruz.

Según el ex ministro, todo es parte “de la campaña del Pro”

El diputado nacional Julio De Vido (FpV) aseguró que el pedido de detención y desafuero que dictó el fiscal federal Carlos Stornelli es “parte de la campaña política del Pro” porque “ven una derrota fenomenal electoral en octubre”.

El ex ministro de Planificación también apuntó contra la diputada Elisa Carrió, sobre quien dijo que “se encarga de difamarnos y acusarnos de delitos que no cometimos”.

Descargo

“Es parte de la campaña política del Pro para estas elecciones. Ven una derrota fenomenal electoral en octubre y en agosto. Están trabajando sobre la persecución a nosotros”, declaró el ex funcionario kirchnerista a TN.

De Vido sostuvo que desde el oficialismo “le hacen el libreto y la Justicia lo toma muy sesgadamente, fundamentalmente la diputada Carrió es la que se encarga de difamarnos y acusarnos de delitos que no cometimos”.

El requerimiento del funcionario del Ministerio Público abarcó también a otras 20 personas, todas acusadas por el proyecto de reflotar el tren “Eva Perón”, en la mina de carbón en la localidad santacruceña de Río Turbio.

Sobre la acusación, De Vido aseguró que “en este caso no pudimos haberlo cometido porque fácticamente no intervinimos en esa operación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.